La presencia del PRD en el Pacto por México “está firme”: Zambrano

Jesús Zambrano, líder nacional del PRD. Foto: Benjamín Flores.
Jesús Zambrano, líder nacional del PRD.
Foto: Benjamín Flores.

MÉXICO, D.F. (apro).- El dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, admitió hoy que no todos los senadores de su partido están de acuerdo en que haya suscrito el Pacto por México.

Aun así, dijo que “la firma está estampada y está firme”.

En rueda de prensa después de sostener una reunión con legisladores perredistas, el senador Miguel Barbosa defendió a Zambrano Grijalva:

“En el grupo parlamentario hemos reconocido la opinión que cada senador y senadora ha tenido sobre el Pacto, y no hemos querido tomar una posición de grupo ni votarla para respetar las opiniones que se tienen”.

Aunque “puedo decir que de manera mayoritaria hay una opinión en favor del Pacto, no unánime, sí estamos, nosotros, respaldando la firma del presidente en este documento, hablo del grupo parlamentario”.

Sin embargo Barbosa acotó: “No lo hemos puesto a consideración para ser tomado en una votación de grupo porque no lo queremos hacer, en el grupo parlamentario nunca hemos tomado una votación para una posición.

“Quiero decirte que no hay división de grupo, no hay una posición de desencuentro, fue un diálogo respetuoso, que no se diga otra cosa. Y nosotros respetamos la institucionalidad que el presidente (del partido) tiene y por eso venimos a dar esta opinión frente a ustedes”, comentó a los reporteros.

Al encuentro asistió también el secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, quien ha manifestado una postura crítica sobre la firma de ese acuerdo.

Por su parte, Zambrano aclaró que en este encuentro con los senadores del PRD no se discutió si se retiraba la firma del pacto, sino que se pusieron de acuerdo para “entrarle a los temas y convocar a la sociedad civil”.

En su oportunidad, el senador Mario Delgado, afín al exjefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard, también defendió a Zambrano, a quien llamó “el presidente de mi partido”, al ser cuestionado si la reforma educativa quita en verdad poder a Elba Esther Gordillo, la dirigente del SNTE.

“Como dice el presidente de mi partido, lo que busca esta reforma es complementar lo que ya se presentó, porque en el PRD estamos muy comprometidos con la calidad educativa, con el desarrollo de los maestros a través del servicio profesional docente y también de un sistema de evaluación de la educación”, dijo Delgado.

Uno de los cambios tiene que ver con el artículo tercero de la Constitución, que se refiere al derecho de los mexicanos a la educación, ya que aquí se busca incluir que ésta sea de “calidad”.

“Incorporar el concepto de calidad tiene que ver con el mejoramiento constante y el máximo logro académico de los alumnos y alumnas. Y lo que tiene que ver con la evaluación, que construyamos un Sistema Nacional de Evaluación Educativa, como se ha propuesto en la reforma que se construyó en el marco del Pacto por México”, indicó.

Se pretende eliminar que se “hereden” las plazas en el magisterio; de alcanzar ese objetivo, justificó Delgado, se “refuerza de manera contundente la rectoría del Estado en la educación”.

Comentar este artículo