Emigraron al extranjero 32.9 de cada 10 mil mexicanos: Inegi

La garita de San Isidro en Tijuana. Foto: Claudio Vargas
La garita de San Isidro en Tijuana.
Foto: Claudio Vargas

MÉXICO, D.F. (apro).- La cifra de mexicanos que abandonaron el país en el tercer trimestre del año en busca de mejores oportunidades de vida en el extranjero ascendió a 32.9 personas por cada 10 mil habitantes, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con el organismo presidido por Eduardo Sojo, el nivel de la tasa de emigración en ese periodo es equiparable al reportado en el mismo lapso de 2010 (32.9 personas por cada 10 mil habitantes).

Eso, según el Inegi, “muestra un freno en el descenso de las salidas de residentes en México hacia el extranjero, mientras que la inmigración en el último periodo tuvo un repunte”.

En efecto, en el periodo comprendido entre julio y septiembre, 32.9 connacionales abandonaron el país, e ingresaron 21.2 extranjeros por cada 10 mil habitantes.

El saldo migratorio fue de 11.7 personas por cada 10 mil habitantes. En otras palabras, más personas salieron de territorio nacional que las que ingresaron; sin embargo, la cantidad de personas que se van es menor si se compara con los años anteriores.

Según el Inegi, “la migración internacional y el envío de remesas son dos sucesos de interés y gran trascendencia para el país. La primera afecta sobre el total de población residente y la segunda se ha posicionado como uno de los medios de captación de divisas más importantes y de gran impulso económico”.

En ese sentido, añadió, México se ubicó en 2010 como el país con más migrantes en el mundo; además, ocupa el tercer puesto en recepción de remesas a nivel mundial y el primero en América Latina, con 22 mil millones de dólares en 2011.

De enero a octubre de este año, agregó, se contabilizaron 19 mil millones de dólares por ese concepto.

Las remesas –enviadas por los connacionales, principalmente de Estados Unidos, donde laboran alrededor de 7 millones de mexicanos– son una de las principales fuentes de ingresos de México, junto con los recursos provenientes del petróleo, la inversión extranjera directa y el turismo.

De acuerdo con el Servicio de Estudios Económicos de BBVA Bancomer, los connacionales en general no vieron grandes disminuciones de empleo con la crisis económica de 2009. “Incluso, desde 2012 su nivel de empleo muestra una tendencia ascendente”, detalló.

Según los analistas de la institución bancaria, la mayoría de los mexicanos que labora en la Unión Americana se desempeña en los sectores de la construcción, hostelería y esparcimiento, manufacturas, servicios profesionales y negocios, que conjuntamente emplean a 70% de los migrantes de nuestro país.

El grupo de mediana concentración, en el que se emplea 25% de los migrantes mexicanos, lo componen los servicios educativos y salud, agricultura, ganadería y silvicultura, así como transportación y otros servicios.

En tanto, el grupo de concentración baja, donde labora 5% de los connacionales, se integra por actividades financieras, administración pública, minería, e información.

Comentar este artículo