Destituyen a titular de la SSP de Acapulco; lo acusan de tentativa de homicidio

CHILPANCINGO. Gro. (apro).- El titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Acapulco, José Manuel Rodríguez Morales, fue destituido del cargo y puesto a disposición del Ministerio Público, acusado de los delitos de tentativa de homicidio y abuso de poder.

La destitución ocurrió debido a que la noche de ayer tres comerciantes que participaban en una “peregrinación guadalupana”, en pleno centro de Acapulco, resultaron heridos de bala durante una gresca entre feligreses y policías municipales, luego de que éstos últimos accionaron sus armas contra los primeros.

El alcalde porteño, Luis Walton Aburto, lamentó el hecho y aseguró que no habrá impunidad.

En conferencia, el funcionario local señaló que el contralmirante José Manuel Rodríguez Morales le presentó su renuncia y se puso a disposición de las autoridades ministeriales para que deslinden responsabilidades.

Además de Rodríguez Morales, otros 25 policías preventivos que participaron en los hechos –10 del sector turístico y 15 urbanos– están sujetos a investigación por los mismos delitos.

De acuerdo con reportes oficiales, la agresión policiaca se registró a las 20:00 horas del miércoles 12, sobre la calle Jesús Carranza, ubicada a una cuadra de la avenida costera Miguel Alemán, cuando un grupo de aproximadamente 400 comerciantes se dirigía a la iglesia ubicada en el zócalo porteño.

Cuando los policías municipales intentaron decomisar los cohetes y juegos pirotécnicos que llevaban los “guadalupanos”, se desató una gresca, y comerciantes y uniformados se liaron a golpes.

En ese momento, los policías dispararon sus armas al aire y al piso, lo que provocó lesiones a tres feligreses identificados como José Antonio Marcos, de 30 años; Germán Ruiz, de 32, y Nicolás El Pescador.

Por si fuera poco, los uniformados golpearon con la cacha de sus pistolas a otra persona identificada como Paúl Domínguez.

Los cuatro lesionados fueron trasladados a centros hospitalarios para su atención médica, según los informes.

Tras la agresión policiaca, los comerciantes del mercado central de Acapulco bloquearon por más de dos horas la avenida Cuauhtémoc para exigir la detención de los uniformados que dispararon contra los feligreses, así como la destitución de autoridades municipales encargadas de la Seguridad Pública.

La madrugada de hoy, la secretaria del ayuntamiento porteño, Magdalena Camacho Díaz, calificó la acción policiaca como “un gravísimo error”.

Comentar este artículo