Acusan a soldados de matar a cuatro inocentes en Veracruz

Los ataúdes de los hombres abatidos encabezaron la protesta. Foto: Especial.
Los ataúdes de los hombres abatidos encabezaron la protesta.
Foto: Especial.

XALAPA, Ver. (apro).- Alrededor de 500 personas marcharon este miércoles en el municipio de Ixhuatlán del Café, para protestar contra soldados del Ejército que el pasado 28 de diciembre dieron muerte a cuatro lugareños al confundirlos con presuntos zetas.

Los manifestantes, entre los que se encontraban familiares de las víctimas, aseguraron que éstos no eran sicarios del crimen organizado ni tenían relación con el cártel de Los Zetas.

“No merecían morir”, “no eran sicarios”, se leía en las pancartas que llevaban consigo amigos y parientes de José Raúl Fernández Ortiz, de 28 años (conductor de un taxi); Jesús Juárez, Luis Vargas Piña, ambos de 37 y Ángel Piña Teodoro, de 32.

En la marcha, los manifestantes censuraron también el hecho de que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) haya difamado a las víctimas boletinándolas como presuntos delincuentes.

Según el comunicado difundido por la Sedena, las víctimas pretendían rescatar a Ángel Enrique Uscanga, Pokemón, líder zeta en Veracruz, cuando en realidad José Raúl se ganaba la vida como taxista y los otros tres, como mecánicos.

Con los ataúdes como avanzada de la protesta, los habitantes de Ixhuatlán del Café, municipio cercano a Córdoba -donde fueron abatidos los presuntos delincuentes-, recorrieron las principales calles del municipio y con pancartas en mano señalaron que los cuatro hombres abatidos por el Ejército eran víctimas y no sicarios.

Exigieron justicia para sus familiares abatidos el pasado 28 de diciembre en la avenida 5, entre las calles 6 y 8 de Córdoba, luego de que salían de un bar e ignoraron una orden de los militares en un retén. Los uniformados abrieron fuego contra los tripulantes del taxi.

La madrugada del 29 de diciembre, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó en un comunicado: “Fuerzas del orden repelieron una agresión y abatieron a cuatro delincuentes, quienes intentaban sustraer el cuerpo de Ángel Enrique Uscanga Marín, alias El Pokemón, identificado como líder del grupo delictivo en la región.”

Reporteros de la ciudad de Córdoba, Veracruz aseguran que la noche del presunto enfrentamiento, trascendió que el taxi habría atropellado a un motociclista en la avenida 5 y calle 4, por lo que intentó escapar sobre la avenida sin percatarse que el sitio estaba acordonado por las fuerzas militares. En el asiento trasero del taxi fueron halladas latas de cerveza.

Comentar este artículo