Dan de alta a Noé Hernández; podría no recordar riña en bar

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El exmarchista Noé Hernández fue dado de alta este martes, tras permanecer nueve días en un hospital donde fue atendido por el disparo que recibió en la cabeza durante una riña en un bar del Estado de México.

“Noé Hernández se da de alta el día de hoy. Está en excelentes condiciones, habla perfectamente, ha ido mejorando día con día, ya no presentó pico febril. Él está despierto, consciente, orientado, camina, moviliza todas sus extremidades, no tiene ningún tipo de sonda en este momento. Se va a ir (a su casa) con medicamentos vía oral”, dijo el neurocirujano Carlos Castillo Rangel.

Hernández aún no ha podido rendir su declaración ante el Ministerio Público, que ya abrió una averiguación previa por el delito de homicidio para esclarecer los hechos ocurridos la madrugada del domingo 30 de diciembre.

El doctor Castillo aclaró que aunque Hernández no tiene daño neurológico, es probable que no recuerde la agresión que sufrió en el bar La Reina de los Reyes.

“Estoy perdido en muchas cosas, no recuerdo”, aseguró Hernández.

A consecuencia del disparo, el medallista de plata en Sydney 2000, perdió por completo la visión en el ojo izquierdo y para salvar el derecho tendrá que someterse a una larga rehabilitación. Será hasta dentro de un año cuando se sepa si podrá ver bien o no.

Al salir de la Clínica de Neurocirugía de Bosques de Aragón, el exdeportista dijo que con esta segunda oportunidad de vivir comienza para él una nueva batalla, y agradeció a aquellas personas que oraron por su salud, así como las llamadas de otros andarines de varios países con quienes compitió.

En tanto, la esposa de Noé Hernández, Vianey Pedroza, adelantó que ya acordó con su marido que no pedirán justicia y que dejarán todo “por la paz”. Añadió que durante un tiempo indeterminado estarán resguardados por elementos de la Policía del Estado de México.

“A veces no creemos en la violencia de nuestro país. Yo la padecí con un proyectil en mi cabeza”, lamentó.

Comentar este artículo