Repudian iniciativa priista para acotar derechos humanos

Conmemoración a un año del asesinato de Marisela Escobedo. Foto: Eduardo Miranda
Conmemoración a un año del asesinato de Marisela Escobedo.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (apro).- Organizaciones sociales, activistas y académicos denunciaron la intención del presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el priista Francisco Arroyo Vieyra, de echar abajo la esencia de la reforma constitucional en materia de derechos humanos.

En una carta dirigida tanto a Arroyo Vieyra como a legisladores y al propio presidente Enrique Peña Nieto, firmada por más de 200 organizaciones sociales y decenas de académicos y defensores de derechos humanos, se alerta sobre el retroceso que significaría aprobar las modificaciones propuestas por el presidente de la Mesa Directiva al artículo primero constitucional.

El artículo a debate obliga a toda autoridad civil y militar de los tres poderes de la Unión a hacer valer los tratados internacionales en materia de derechos humanos.

Sin embargo, la modificación propuesta por Arroyo Vieyra, a decir de los activistas, “retrocede en el número y la amplitud de protección de derechos humanos reconocidos, ya que con dicha reforma sólo existirán para todos fines prácticos los que estén textualmente en la Constitución”.

El jueves 3, en la Gaceta Parlamentaria, se publicó la iniciativa de Arroyo Vieyra que, a la letra advierte: “De existir una contradicción de principios entre esta Constitución y los tratados internacionales de los que México sea parte, deberá prevalecer el texto constitucional, conforme a lo previsto en el artículo 133”.

En la carta de 12 cuartillas, los defensores advierten que la propuesta en sí es violatoria al artículo primero constitucional vigente, que establece que el Poder Legislativo está obligado, “en el ámbito de sus competencias a proteger, promover, respetar y garantizar los derechos humanos de conformidad con el principio de progresividad”.

También recuerdan que uno de los alcances que tiene el artículo vigente es que “los derechos humanos reconocidos vía tratados, y que ya forman parte del orden jurídico mexicano, adquieren protección y reconocimiento a nivel constitucional”.

El principio pro personae, explican en la misiva, destaca que toda autoridad está obligada “a realizar una interpretación armónica de los derechos humanos contenidos tanto en la Constitución como en los Tratados Internacionales y, en consecuencia, se debe siempre preferir la norma que contenga una protección más amplia cuando se trate de reconocer derechos, y menos restrictiva cuando se trate de limitarlos”.

La ausencia de jerarquía entre los derechos humanos reconocidos en la Carta Magna y aquellos de los Tratados Internacionales, apuntan, “es una garantía frente a cambios constitucionales potencialmente arbitrarios, así como normas ordinarias o actos de autoridad que puedan limitar injustificadamente derechos”.

En ese sentido, las ONG sostienen que la propuesta de Arroyo Vieyra va en contra del principio de pro personae de la Carta Magna vigente, “retrocede en el número y la amplitud de derechos reconocidos” y “excluye a nuestra Constitución del grupo de Constituciones de avanzada en América”.

Por ello, los firmantes exhortan a los legisladores a desechar la iniciativa presentada por Arroyo Vieyra, al considerar que “pone en peligro los avances logrados con la reforma de derechos humanos de 2011”.

Asimismo, recomiendan que en todo caso “se reorienten los esfuerzos en la materia para profundizar y ampliar los derechos humanos que nuestro bloque de constitucionalidad en la materia reconoce a todas las personas en México”.

Entre los grupos que repudian la propuesta priista destacan la Red de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT), que aglutina a más de 70 ONG; Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), Cátedra UNESCO de Derechos Humanos de la UNAM y Freedom House.

Además de Litigio Estratégico en Derechos Humanos, Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, Red por los Derechos de la Infancia, Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia y Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez.

Entre las personalidades destacan Mariclaire Acosta, Santiago Corcuera Cabezut, Miguel Carbonell, Claudio X. González, Miguel Sarre, Tatiana Clouthier, Silvano Cantú, José Antoni Guevara, Ernesto Villanueva, Consuelo Morales, Rolando Cordera, Rocío Culebro, Teresa Incháustegui, Enrique González Ruiz y Édgar Cortez.

Comentar este artículo