Suspende Moreno Valle obras del teleférico en Puebla

PUEBLA, Pue. (apro).- El gobierno de Puebla suspendió hoy la construcción del teleférico, luego de que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) confirmó que no autorizó a la administración que encabeza Rafael Moreno Valle la obra ni la demolición de una casona del siglo XVII ubicada en el Barrio del Artista.

Pese a que había una orden de suspensión provisional de los trabajos desde el pasado 3 de enero, el gobierno de Moreno Valle decidió pararlos luego de una audiencia realizada esta mañana en el Juzgado Cuarto de Distrito, en la cual participó el director general del INAH, Sergio Arroyo García.

Fuentes del INAH informaron que Arroyo García sostuvo reuniones este martes con funcionarios locales, con investigadores del Instituto y con representantes de las organizaciones civiles para analizar la situación con respecto a esta obra.

En la audiencia, los representantes del Comité Ciudadano para la Defensa del Patrimonio Histórico y Cultural de Puebla, y de la fundación Manuel Toussaint presentaron un oficio emitido por el propio INAH para probar que el gobierno del estado incurrió en un delito federal, tanto por derribar una casa incluida en el catálogo de inmuebles protegidos, como por arrancar la obra sin contar con permisos.

El 28 de diciembre, el entonces titular de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH, Arturo Balandrano Campos, informó mediante el oficio 401.F(6)138.2012/4202 que, hasta esa fecha, el Instituto no había emitido ninguna autorización para la realización de los trabajos del teleférico ni para la demolición de la casa conocida como Casa del Torno, donde actualmente se construye una de las estaciones del teleférico.

En el oficio, el funcionario expone que fue el 26 de noviembre cuando el gobierno del estado presentó el proyecto ante ese Instituto, aunque públicamente se sabe ya que desde octubre habían arrancado las obras en la zona de Los Fuertes; y que la casa del Barrio del Artista fue demolida desde el 7 de noviembre.

En respuesta a la solicitud de permiso para la construcción del teleférico, la Coordinación Nacional de Monumentos hizo observaciones sobre el proyecto, sin emitir un dictamen final para su autorización. Pese a ello, la construcción del nuevo atractivo turístico ha continuado y ya se pueden observar tres de las cinco torres metálicas que sostendrán el cableado y que servirán como terminales.

Entre las observaciones que hizo el INAH están que cualquier intervención que se haga deberá ser reversible en cualquier momento; que las torres que sostendrán al teleférico no tengan una altura mayor al templo de San Francisco, cuya torre más alta alcanza los 63 metros y que la torre 3 no deberá obstruir la relación visual entre Los Fuertes de Guadalupe y Loreto.

En el oficio, Balandrano Campos menciona que el INAH emprendió un proceso administrativo para la suspensión de los trabajos del teleférico, dado que no se dieron permisos.

En la audiencia ante el Juzgado, los representantes de las agrupaciones civiles también entregaron copia de un acta de sesión de la Comisión de Desarrollo Urbano y Obra Pública del Ayuntamiento de Puebla, el titular de la secretaría de Desarrollo Urbano Municipal, Felipe Velázquez Gutiérrez, reconoció que no se habían dado licencias para la demolición de la casa.

En entrevista con medios locales, el alcalde Eduardo Rivera Pérez reconoció este martes que su administración sólo dio permiso para la realización de trabajos “preliminares”, pero no para la construcción del teleférico.

El gobernador Moreno Valle ofreció en un acto público que el teleférico estaría terminado para antes de que Puebla sea sede del Tianguis Turístico que se celebrará en marzo de este año.

Comentar este artículo