Gobernador Borge pide a federación decidir sobre Dragon Mart

Una de las maquetas del proyecto Dragon Mart. Foto: Yo Cancún
Una de las maquetas del proyecto Dragon Mart.
Foto: Yo Cancún

CHETUMAL, Q. Roo (apro).- En medio de la polémica, ya de alcance internacional, que gira en torno de Dragon Mart Cancún, el gobernador Roberto Borge pasó a la Secretaría de Economía federal (SE) la responsabilidad del proyecto que fue aprobado por su antecesor y actual senador Félix González Canto en vísperas de que concluyera su gestión.

Borge Angulo anunció hoy que solicitará a la SE que revise y determine lo conducente con respecto de Dragon Mart Cancún, y aseguró que, si el dictamen es positivo, su gobierno dará su apoyo al megaproyecto.

En su edición de esta semana, Proceso destacó que, pese a las protestas, incluso desde el Congreso de la Unión, “todo parece indicar que el proyecto se construirá. Este gigantesco complejo comercial, sin embargo, está rodeado de opacidad: sus propósitos parecen inocuos, pero los especialistas advierten que, más que un gran centro de promoción de productos chinos, será un enclave para acaparar los recursos naturales, aun a costa del equilibrio ecológico.

“Lo único cierto es que un dragón pretende tragarse un trozo del sureste mexicano”, se advierte en el reportaje del periodista Jenaro Villamil.

Este martes, el gobernador priista reviró que lo que se busca con este proyecto es viabilidad y factibilidad, pero sobre todo que no lesione a ninguna rama de la industria nacional; muy por el contrario, el objetivo, aseguró, es fomentar todas aquellas actividades que consoliden los diversos sectores económicos del país, y particularmente fortalezca la economía quintanarroense.

“Hay mucha confusión en torno a este proyecto”, dijo.

“La información que tengo es que no es un proyecto cien por ciento chino y que la participación mexicana es de 90 por ciento, por ello es que el gobierno de Quintana Roo ha solicitado formalmente la intervención de la Secretaría de Economía para que revise el proyecto y determine lo conducente. Ante ello, esperaremos la determinación respectiva”, ofreció.

En su descargo, reiteró que su administración promueve inversiones que generen empleos, diversifiquen y fortalezcan la competitividad económica del estado, “pero sin lesionar ni al medio ambiente ni a algún sector de la economía nacional, y sobre todo que toda actividad económica cumpla con las normas que la regulan.

“Ya solicité la intervención de la Secretaría de Economía federal para que, por medio de sus áreas especializadas, analice y, en su caso, avale el proyecto y promueva acercamientos con las cámaras empresariales locales y nacionales para aclarar los puntos de confusión”, insistió.

El Ejecutivo estatal añadió que, “en tanto esto ocurre, el gobierno de Quintana Roo hace un llamado a los actores políticos, económicos y sociales para que se mantenga un clima de irrestricto respeto a la legalidad, se eviten interpretaciones políticas y se permita el desarrollo armónico de la entidad, como es el compromiso de esta administración estatal, en beneficio de todos los quintanarroenses”.

Comentar este artículo