Envían fuerzas federales a Ayutla de los Libres

Los pobladores que asumieron la seguridad de Ayutla, Guerrero. Foto: Ezequiel Flores
Los pobladores que asumieron la seguridad de Ayutla, Guerrero.
Foto: Ezequiel Flores

CHILPANCINGO, Gro. (apro)-. A casi una semana de que pobladores de Ayutla de los Libres decidieron confrontar directamente a las bandas delincuenciales que operan en esta región de la Costa Chica, el gobernador Ángel Aguirre Rivero anunció el envío de soldados y policías estatales y federales a la zona en conflicto.

En tanto, suman más de 30 los presuntos delincuentes detenidos por los pobladores de Ayutla, así como un taxista abatido en un ‘retén ciudadano’ y quien, de acuerdo con los habitantes, estaba vinculado con la delincuencia organizada.

Los civiles armados y los policías comunitarios extendieron los retenes y las capturas de presuntos delincuentes hacia el municipio vecino de Tecoanapa.

En una reunión realizada este viernes en el puerto de Acapulco, representantes estatales y municipales acordaron un plan de acción basado en el esquema de la Operación Guerrero Seguro (OGS), con el fin de que las autoridades gubernamentales retomen el control de la seguridad pública en esa zona de la Costa Chica.

El gobernador Aguirre planteó que, mediante la puesta en marcha de la OGS en Ayutla, los integrantes de la Policía Comunitaria (PC) cederán al gobierno la función de prevenir y sancionar los delitos y regresarán a su zona de operación, que se encuentra circunscrita a 70 comunidades de 12 municipios de las regiones Montaña y Costa Chica.

En la reunión de Acapulco estuvo presente el alcalde de Ayutla, Severo Castro Godínez, un comerciante de abarrotes postulado por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), quien había declarado que la acción de los pobladores y los policías comunitarios significaba una ayuda para el ayuntamiento en la prevención de los delitos.

Sobre el homicidio del taxista en un retén instalado en Ayutla de los Libres, Aguirre dijo que este crimen está siendo investigado por la Procuraduría estatal.

“Se seguirá el procedimiento normal que se sigue ante el Ministerio Público, así lo hemos acordado con la propia Policía Comunitaria, no puede haber tampoco situaciones que queden exentas del estado de derecho”, advirtió el mandatario estatal.

Aguirre Rivero también dijo que para lograr que los habitantes de Ayutla depongan las armas y dejen en las autoridades gubernamentales la función de resguardar a la población se están realizando negociaciones con los ciudadanos inconformes.

El sábado 5, habitantes de Ayutla y elementos de la PC decidieron expulsar a las bandas delincuenciales cansados de la ola de secuestros, asesinatos y extorsiones.

El año pasado, habitantes de los municipios de Huamuxtitlán, Xochihuehuetlán, Cualac y Olinalá decidieron armarse para expulsar a las bandas de delincuentes que operaban impunemente en esa zona de la región de la Montaña.

Ahora, el mismo fenómeno se replica en Ayutla, lugar donde el 1 de marzo de 1854 se proclamó el Plan de Ayutla, pronunciamiento político proclamado por Florencio Villarreal y Juan N. Álvarez para desconocer a Antonio López de Santa Anna como presidente del país.

Comentar este artículo