Cunden alzamientos en Guerrero; ahora se arman civiles de Iguala y Teloloapan

La semana pasada pobladores de Ayutla, Guerrero tomaron las armas. Foto: José Luis de la Cruz
La semana pasada pobladores de Ayutla, Guerrero tomaron las armas.
Foto: José Luis de la Cruz

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Habitantes de los municipios de Iguala y Teloloapan decidieron tomar las armas para enfrentar a bandas delincuenciales que operan en la zona, en una muestra más del hartazgo ciudadano ante la incontenible escalada de violencia.

La autodefensa contra la delincuencia organizada se consumó este día cuando decenas de civiles, armados con escopetas y cubiertos del rostro con capuchas, decidieron bloquear la carretera federal que conecta esta zona con la región de la Tierra Caliente, a la altura de la comunidad de Ahuehuepan, municipio de Iguala.

En el lugar, los civiles armados montaron un retén donde estuvieron revisando autos y a las personas que transitan por la zona, indican reportes oficiales.

Al respecto, el alcalde perredista de Teloloapan, Ignacio Valladares, confirmó el hecho y argumentó que se trata de un grupo de pobladores de su municipio y de iguala que decidieron tomar las armas para “defender la integridad física de sus comunidades”, ante la ola de asesinatos, secuestros y extorsiones que se cometen impunemente en esta convulsionada zona de la entidad.

En breve entrevista vía telefónica, el edil, quien fue exhibido en un video difundido en Youtube realizando pactos con sicarios de La Familia, se limitó a señalar que en los últimos meses se ha recrudecido la violencia en los límites de Iguala y Teloloapan.

No obstante, dijo a Apro que hasta las 16:30 horas de este jueves carecía de un informe sobre la cantidad de personas que participan en este movimiento civil armado contra la delincuencia.

Por su parte, reportes oficiales consultados por esta agencia indican que en esta acción participan comuneros de Ahuehuepan, municipio de Iguala, así como pobladores de Tonalapa del Río y Coatepec Costales, ambos pertenecientes al municipio de Teloloapan.

En imágenes que están siendo difundidas en la red se observa que los civiles armados atravesaron camiones de carga sobre la carretera; portan capuchas para cubrir sus rostro, así como escopetas y rifles de calibre pequeño, y también exhibieron cartulinas con leyendas donde exigen un alto a la ola de secuestros.

Apenas el sábado 5, pobladores de cinco municipios de la región de la Costa Chica decidieron enfrentar a los delincuentes que operan en ese extremo de la entidad y, a la fecha, mantienen acciones que van desde la instalación de retenes hasta la captura de presuntos delincuentes y que a la fecha suman más de 40 detenidos.

Comentar este artículo