Cinismo de Peña, anuncia cruzada contra el hambre y promueve IVA a medicinas y alimentos: Batres

Robles y Peña. "Aguanta, no te preocupes". Foto: Miguel Dimayuga
Robles y Peña. "Aguanta, no te preocupes".
Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Martí Batres, exhibió hoy el “cinismo” del gobierno de Enrique Peña Nieto al impulsar una Cruzada Nacional Contra el Hambre al tiempo que promueve la imposición del IVA a medicinas y alimentos.

En rueda de prensa, el exdiputado federal criticó que se esté realizando esa acción cuando en el Estado de México, entidad que gobernó Enrique Peña Nieto, se registra el mayor número de defunciones por hambre. “Por ahí hubiera empezado” la Cruzada, dijo.

El experredista añadió que la Cruzada contra el Hambre se trata de un anuncio “hueco de contenidos”, basado en criterios político-electorales y que “tiene un tufillo al salinismo pronasolero”.

Además, deploró que 800 municipios con necesidades de apoyo alimentario quedaron fuera del programa anunciado por Peña Nieto.

Entre esos se encuentra el municipio más pobre del país, Batopilas, en Chihuahua.

“Resulta cínico que el gobierno federal impulse la Cruzada contra el Hambre al tiempo que pretende imponer IVA a medicinas y alimentos. Lo anterior, de concretarse, provocaría que muchos mexicanos pasen a la línea de pobreza alimentaria, lo que sería algo brutal”, aseguró.

El líder de Morena también repudió la reforma laboral y el raquítico aumento al salario mínimo, así como el Presupuesto 2013, con nulos incrementos a salud y seguridad social.

Asimismo, deploró las reformas estructurales que se pretenden aprobar en el mediano plazo, ya que éstas sólo tienden a profundizar el hambre de la gente más pobre de este país.

En ese sentido, la secretaria de Bienestar de Morena, Clara Brugada, consideró que la Cruzada es discrecional y da pie a que el gobierno federal incluya o excluya a cualquier municipio “con criterios político-electorales.
“No existe información sobre esta política pública tan promocionada, ya que el documento carece de líneas específicas de acción, no menciona mecanismos de articulación con los programas incluidos en la Cruzada ni señala tipos de apoyo, periodicidad de entrega y entidad responsable de la operación, aparte de que omite establecer metas físicas concretas”, dijo.

En su opinión, al parecer el gobierno de Peña Nieto pretende institucionalizar el ‘Sorianazo’, en alusión a las millones de tarjetas de prepago usadas por los priistas en la elección presidencial del año pasado para supuestamente comprar votos a favor de Peña Nieto.

Comentar este artículo