Dan con fosa luego de que músico de Kombo Kolombia escapó de sicarios

En busca de los músicos de Kombo Kolombia en NL. Foto: AP / Emilio Vázquez
En busca de los músicos de Kombo Kolombia en NL.
Foto: AP / Emilio Vázquez

MONTERREY, N.L. (apro).- El gobierno estatal confirmó la ejecución de 17 integrantes del grupo musical Kombo Colombia, quienes la madrugada del viernes fueron “levantados” por un comando tras ofrecer una fiesta privada en el municipio de Hidalgo.

Jorge Domene Zambrano, vocero de Seguridad de la entidad, señaló en rueda de prensa que las víctimas, previamente plagiadas del salón de baile La Carreta, en ese municipio ubicado 40 kilómetros al norte de Monterrey, fueron transportados en camionetas al rancho Las Estacas, en el municipio de Mina, y posteriormente asesinados y tirados a una noria.

El portavoz informó que las labores de rescate de cuerpos iniciaron el sábado y desde entonces han sido rescatados de la noria, de 70 centímetros de diámetro por 15 metros de profundidad, 12 cadáveres con impactos de arma de fuego, de los que cuatro ya han sido ya identificados.

Domene Zambrano dijo que 18 integrantes de la agrupación, que el próximo 16 de febrero cumpliría tres años de fundada, acudieron el jueves por la noche a una función privada en la que tocaron ante unas 50 personas en La Carreta.

A las 00:30 horas del viernes llegó un comando de unas 10 personas y se llevó en varias camionetas a los 18 integrantes de la agrupación que interpretaba música de vallenato.

“Está claro que fue algo dirigido, que no fue al azar”, sostuvo el vocero, aunque rechazó señalar si alguna de las víctimas tenía antecedentes penales o si había estado involucrada en eventos delictivos previos.

Según la versión del único sobreviviente, todos sus compañeros fueron transportados por caminos de terracería durante cuatro horas, lapso en que los interrogaron si formaban parte de un grupo criminal y si vendían drogas.

Domene rechazó mencionar por cuál cártel preguntaban los sicarios y a cuál se supone que pertenecían los victimarios de los músicos.

Luego fueron llevados al rancho abandonado Las Estacas, ubicado sobre el kilómetro 92 de la carretera Monterrey-Monclova, a 300 metros del entronque al poblado Espinazo, donde les dieron muerte a balazos.

El testigo escapó corriendo por entre los matorrales y más tarde fue auxiliado por una persona de un rancho cercano y transportado a un restaurante ubicado en el kilómetro 102 de la misma vía, donde pidió ayuda.

Al ser auxiliado por oficiales, relató los hechos y dio la referencia del rancho, donde elementos del Servicio Médico Forense (Semefo) de la Procuraduría estatal rescataron el domingo primero cuatro cadáveres y posteriormente otros ocho.

Todos portaban camisetas negras con la leyenda de Poderoso Kombo Kolombia, como se identificaba la agrupación que amenizaba festejos privados y bailes masivos.

Las víctimas identificadas hasta ahora son José Antonio Villarreal, de 39 años, vocalista originario de Monterrey; el colombiano Heimer Iván Cuéllar Pérez, tecladista; José Baudelio Santos López, de 38, saxofonista de Monterrey, y Víctor Ángel Santamaría Cruz, de 43, miembro del staff y contratado de manera externa.

Las autoridades de Nuevo León se comunicaron ya con el Consulado de Colombia para enterarlo de la muerte de Cuéllar Pérez quien, al parecer, era el único extranjero integrante de la banda musical.

Después de aportar su declaración, el sobreviviente salió del estado por motivos de seguridad, y ahora es protegido por el gobierno federal, acotó Domene.

Además de la identificación física efectuada por los familiares, el Semefo efectúa pruebas para cotejar el ADN y oficializar los decesos.

Esta tarde, los especialistas forenses utilizaron una bomba para extraer agua de la noria y facilitar el trabajo de recuperación de más cuerpos, labores que continuarán este martes 29.

Domene dijo que la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) busca a la persona que contrató al grupo para que aporte su declaración.

En entrevista que dio a un programa de radio hoy, María Cristina Sáenz, madre del segundo vocalista Saúl Reynoso, dijo que su hijo le había expresado en días pasados que ya no quería seguir en la agrupación musical, aparentemente porque ya se había aburrido, aunque la mujer sospechó que los motivos eran otros pero no precisó cuáles.

La madre de Saúl dijo que el dueño del grupo y su líder era un hombre al que sólo identifica como El Vallenato.

El Poderoso Kombo Kolombia se aprestaba a grabar este año su primer disco, en el que incluiría sus éxitos Va que va y La cumbia del chango.

Comentar este artículo