Amaga PAN con romper relación con el gobierno por fallos del IFE

El líder del PAN, Gustavo Madero. Foto: Germán Canseco
El líder del PAN, Gustavo Madero.
Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- En vísperas del inicio de los trabajos del Congreso, en el que se discutirá la reforma energética incluida en el Pacto por México, el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero, afirmó esta noche que “las viejas prácticas están de regreso” en México, por lo que amagó con romper su relación con el gobierno de Enrique Peña Nieto por el control que, aseguró, ejerce sobre el Instituto Federal Electoral (IFE).

Un día antes de la sesión del Consejo General del IFE, en la que se discutirán sanciones a la coalición de izquierda, presuntamente por rebasar el tope de gastos de campaña y exonerar a la que encabezó Peña Nieto, Madero instruyó también a sus legisladores para que citen en la Cámara de Diputados a los consejeros del IFE para que expliquen su comportamiento en lo que llamó el Monexgate.

“Que acudan a una invitación a la Cámara de Diputados, que fue quien los nombró, a la Cámara que en una previa serie de audiencias fue quien los eligió y, por eso, será la Cámara que los convoque para que le rindan cuentas a esta cámara y a la sociedad entera por su actuación”, subrayó.

 Luego de manifestar su “más enérgica preocupación por las señales de retroceso político y democrático que estamos presenciando en nuestro país a raíz de las recientes resoluciones del IFE, Madero sugirió que éstas fueron inducidas por el gobierno de Peña o del Partido Revolucionario Inst6itucional (PRI).

“Pareciera que estamos de pronto retrocediendo a aquéllas épocas en las que el órgano electoral no era imparcial, cuando los casos se resolvían con un sesgo político para cuidar al partido gobernante y que se operaba por consigna”, subrayó Madero en un mensaje emitido desde el Senado.

Se trata de prácticas que los panistas creían superadas, expuso el presidente del PÀN, como si lo que ocurría hace décadas regresara, como si ninguna reforma electoral se hubiera dado y como si los mexicanos no hubiéramos luchado tantos años por construir nuestra democracia.

“Las viejas prácticas están de regreso”, sentenció Madero y enseguida advirtió, en un mensaje al gobierno de Peña: “Esto sin duda va a alterar la gobernabilidad democrática del país. El Partido Acción Nacional alza la voz de alerta por lo que está sucediendo.”

En su mensaje, Madero expuso que el proceso de transición “parece que solamente fue un espejismo que duró 12 años, cuando los gobiernos del PAN garantizaron plenamente la autonomía de los órganos electorales; cuando el partido que estaba gobernando era sancionado como cualquier otro partido”.

Añadió: “Esa era la gobernabilidad democrática que logramos en la época en que el PAN estuvo en el gobierno federal. Ahora que ha regresado el PRI, las cosas empiezan a cambiar o más bien empiezan a regresar al pasado, empiezan a retroceder”.

El panista recordó que una de las razones por las que duró 70 años el PRI en el gobierno fue precisamente por el manejo que tuvieron con las autoridades electorales con el régimen y enseguida puso como ejemplo las recientes decisiones del IFE.

“Vean ustedes lo que acaba de acontecer con el caso de Monex, la autoridad electoral hoy no puede explicarnos de dónde vino el dinero, no puede explicarnos en dónde se gastó y si se rebasaron o no los topes de campaña, y peor aún, se pone a la luz pública un esquema financiero que ahora, ya con el aval del IFE, seguramente podrá utilizarse y reproducirse en cada una de las 14 elecciones que tendremos el próximo mes de julio en 14 estados de la República”.

Agregó: “Ahora las tarjetas de prepago Monex serán la carta de presentación del viejo régimen, la carta de presentación del PRI. Miren ustedes a lo que ha llegado hoy el IFE: Mientras perdonan al PRI por no comprobar gastos castigan al PRD. Si eso no es una aplicación discrecional de la ley, ¿cómo le podríamos llamar? Llamémosle Monexgate”.
Madero se explayó: “Parece que el IFE ahora no aplica ni las más elementales fórmulas matemáticas, ya que el prorrateo que le acepta al PRI burla el sentido común y burla la ley. Aceptar que sólo el 1% del valor de todos los espectaculares contratados por el PRI se le apliquen a la campaña de Enrique Peña Nieto es querer tapar el sol con un dedo. No podemos aceptar que ese conteo de espectaculares también tape a nuestra democracia. Esto no es cosmética, es la realidad cruda que habita y se respira en el IFE”.

El PAN, concluyó, siempre ha defendido el estado de derecho y para que haya justicia electoral impugnará ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Comentar este artículo