Aprehenden a presunto cómplice del asesino de Marisela Escobedo

Conmemoración a un año del asesinato de Marisela Escobedo. Foto: Eduardo Miranda
Conmemoración a un año del asesinato de Marisela Escobedo.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- Durante un enfrentamiento que generó pánico en dos de las colonias del sur de la capital del estado, la Policía Ministerial aprehendió a José Arturo Barrón Rodríguez, “El Gordo”, presunto cómplice del asesinato de Marisela Escobedo Ortiz.

Al presunto delincuente se le acusa también de haber participado en la masacre del bar “Colorado”, en abril de 2012, donde murieron 16 personas, entre ellas los integrantes de un grupo musical y dos periodistas de la ciudad de Chihuahua.

El enfrentamiento comenzó alrededor de las dos de la tarde en la Vialidad Ch-P y calle Esmeralda, de la colonia La Joya.

Barrón Rodríguez viajaba con otro hombre en una camioneta Mercury negra con dorado, de la línea Voyager, sin placas de circulación.

De acuerdo con los primeros reportes, los agentes de investigación de la Fiscalía Zona Centro la siguieron  porque los relacionan con su presunta relación con el delito de narcomenudeo.

Los dos hombres atacaron a los agentes  y comenzó el enfrentamiento, en el que fueron dañados por lo menos otros dos automóviles.

Arturo Barrón fue herido en la espalda, la camioneta se detuvo y su acompañante intentó huir, pero los agentes lo persiguieron hasta alcanzarlo en la colonia La Minita, donde continuó la balacera-

A los pocos minutos que inició el enfrentamiento llegaron más refuerzos de la Fiscalía. Barrón Rodríguez fue trasladado al hospital General en una unidad de la dependencia estatal, que instaló un operativo afuera del nosocomio.

Durante la tarde y noche, la Fiscalía Zona Centro fue sitiada por varias unidades de la dependencia- Los agentes cerraron el paso a lo automóviles por lo menos alrededor de la fiscalía.

A José Arturo Barrón Rodríguez lo vinculó con el asesinato de Marisela Escobedo, José Enrique Jiménez Zavala, “El Wicked”, quien fue aprehendido el año pasado como autor material del asesinato de la activista el 16 de diciembre del 2010.

De acuerdo con lo que declaró Jiménez Zavala, Arturo Barrón fue la persona que manejaba el vehículo en el que huyó luego de disparar contra Marisela. Aseguró que los dos permanecieron en la Plaza Hidalgo para esperar el momento de cometer el asesinato, ordenado, según su confesión, por un hombre conocido como “El  Tarzán”.

Se espera que en el transcurso del día la Fiscalía General del Estado emita la información oficial de los hechos.

Comentar este artículo