Acusan al presidente del TSJ de Chiapas de obligar a 275 empleados a renunciar

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia del estado (STJ) Oscar Rolando Ramos Rovelo, pidió a unos 275 de trabajadores su renuncia, dos días después de que anunció medidas de austeridad, entre ellas, la reducción de los salarios de los magistrados en un porcentaje no revelado públicamente.
Decenas de trabajadores denunciaron hoy que el magistrado presidente del TSJ y del Consejo de la Judicatura, Óscar Rolando Ramos Rovelo, dio la orden que despido “injustificado” a partir de este 31 de enero. Advirtieron que la remoción podría alcanzar a unos 400 trabajadores de todo el aparato de justicia de Chiapas.
La presunta orden se da dos días después de que Ramos Rovelo firmara, junto con los presidentes del Tribunal de Justicia Electoral y Administrativa, Alberto Peña Ramos; y el del Tribunal del Trabajo Burocrático, José Lauro Castillejos Matuz, el “Pacto Solidario a la Función Judicial por Chiapas”.
Este pacto establece la reducción voluntaria de sueldos a consejeros del Consejo de la Judicatura, magistrados y jueces que integran el Poder Judicial del estado, así como de diversos funcionarios adscritos a áreas administrativas, con la finalidad de unir esfuerzos y solidarizarse con las medidas de austeridad propuestas por el gobernador Manuel Velasco Coello, ante la adversidad financiera que atraviesa la entidad.
En el evento no se dijo el porcentaje que se reducirán los altos mandos del Poder Judicial del estado.
Sin embargo, hoy decenas de trabajadores se dijeron inconformes al llegarles una carta renuncia “voluntaria” que deben firmar a la brevedad y será efectiva a partir del viernes 1 de febrero.
La carta dirigida a Ramos Rovelo y girada a todos los trabajadores está redactada de la siguiente manera:
“Por medio de la presente, le comunico que por así convenir a mis intereses particulares, con fecha 1 de febrero del 2013, he resuelto dar por terminada voluntariamente mi relación laboral y/o contrato individual de trabajo que me unía con este Organismo, renunciando voluntaria e irrevocablemente, al puesto de _____ agradeciendo de antemano la confianza que me brindó al permitirme laborar con usted.
“Asimismo, le manifiesto expresamente, que durante el tiempo que presté mis servicios, nunca sufrí riesgo alguno de trabajo, de igual forma a la fecha no se me adeuda prestación alguna de ningún tipo, y por último, en virtud de esta renuncia voluntaria, no me reservo acción o derecho para ejercitar de ninguna naturaleza en el futuro, ni en contra suya ni del tribunal, ni de su representante legal, de ninguna otra persona que hubiera sido mi patrón.”
Uno de los afectados que prefirió guardar su nombre por temor a represalias, denunció que los están despidiendo “con el pretexto de que no hay dinero para pagarles porque Hacienda no depositó”.
Al menos 275 personas a las que les hicieron llegar la carta renuncia ya fueron eliminados del sistema de de asistencia, por lo que prevén una serie de protestas este jueves y viernes ante el Poder Judicial del Estado.
Algunos alegan tener más de 10 años, 15 y hasta 20 años de trabajo en el Poder Judicial del estado.

Comentar este artículo