Lozoya Austin y encargados de seguridad de Pemex, ausentes en la tragedia

Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex. Foto: Octavio Gómez
Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F. (apro).- Mientras los principales directivos de Petróleos Mexicanos (Pemex) estaban fuera del país, algunos analizando la compra de una flota de barcos y otros inaugurando congresos sobre seguridad, una gran explosión en las oficinas administrativas acabó con la vida de 15 trabajadores y dejó heridos a cuando menos cien empleados.

Emilio Lozoya Austín, director general de Pemex, y Luis Fernando Betancourt Sánchez, encargado de mantener la seguridad de la paraestatal y todos los complejos petroleros, estaban fuera del país y de la Ciudad de México, respectivamente, cuando se presentó la tragedia.

El director de Pemex, exempleado de la constructora transnacional OHL, había acudido a Corea para revisar la contratación de una flota para Pemex, de ahí arribó a Singapur cuando fue notificado de la explosión ocurrida poco antes de las cuatro de la tarde. Al enterarse tomó un avión directo a la capital del país.

En su cuenta de Twiter @EmilioLozoyaAus escribió:

Dos minutos antes puso el siguiente mensaje:

Mi más sentido pésame a todas las familias de los trabajadores de @pemex que han perdido a sus seres queridos por la explosión de hoy.

— Emilio Lozoya Austin (@EmilioLozoyaAus) 1 de febrero de 2013

Por otra parte, el encargado de la seguridad de la paraestatal, Luis Fernando Betancourt Sánchez, quien asumió el cargo hace apenas 15 días, se encontraba fuera de la ciudad, inaugurando en Mérida, Yucatán, el primer Congreso y Expo Internacional Seguridad, Salud y Protección Ambiental de Pemex.

Asimismo, otro de los directivos principales de Pemex, el de Operaciones, Carlos Murrieta Cummings, estaba también fuera de la Ciudad de México al momento de ocurrir la tragedia en las instalaciones administrativas.

Durante su participación en el congreso de seguridad para Pemex, Murrieta Cummnings, destacó que la seguridad para todos los trabajadores de la paraestatal es tan importante, que actualmente se destina una quinta parte del presupuesto para tareas de mantenimiento, “así como el 23% de su personal” para estas tareas.

Añadió, que para el trabajo de supervisión y mantenimiento en Pemex, se establece “un esquema totalmente enfocado a lo que es el trabajador. En ese sentido estamos cambiando algunos esquemas para asegurarnos que el trabajador esté más seguro”.

Alerta en San Lázaro

Por otra parte, la Dirección de Resguardo y Seguridad de la Cámara de Diputados implementó el “Plan Rojo, un operativo de supervisión de zonas vulnerables en el recinto parlamentario, luego de la tragedia en las instalaciones de Pemex, donde han muerto, hasta el momento, 15 personas y más de 100 resultaron heridas.

El personal de seguridad de la Cámara realiza la inspección –en especial de subestaciones eléctricas y tomas de gas–con el apoyo de la Policía Federal.

Este viernes 1 de febrero, iniciará el segundo periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión a las 11 horas, por lo que están convocados al recinto de San Lázaro 500 diputados federales y 128 senadores.

Comentar este artículo