Empresarios van a Tamaulipas a comprar autos… regresan en ataúdes

Militares en Tamaulipas. Foto: Benjamin Flores
Militares en Tamaulipas.
Foto: Benjamin Flores

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Cuatro empresarios michoacanos que viajaron a Ciudad Victoria para cerrar la compra de un lote de autos, fueron secuestrados y asesinados a pesar de que sus familias pagaron el rescate.

Las víctimas son Pascual Carranza Viveros, Emanuel Marmolejo Mandujano y los hermanos Guadalupe y Juan Manuel Jiménez Magaña, quienes comercializaban autos en Michoacán, viajaron a Tamaulipas el 10 de enero pasado.

Los empresarios fueron privados de su libertad por los plagiarios, quienes posteriormente se comunicaron con sus familiares para exigir el pago del rescate a cambio de respetar sus vidas.

Las víctimas se dedicaban a la compraventa de vehículos en un tianguis denominado Carranza, ubicado a un costado de la carretera Zacapu-Zamora, en Michoacán.

En dos ocasiones los parientes pagaron diversas cantidades de dinero, sin embargo los secuestradores les pidieron una tercera suma pero ya no dieron muestra de vida de las víctimas cuando sus familias las solicitaron.

Ante la situación los deudos de las víctimas decidieron trasladarse a Tamaulipas y ahí se enteraron que sus familiares habían sido asesinados.

Los cuerpos de los cuatro empresarios fueron trasladados a Cuitzeo, Michoacán la madrugada del viernes donde fueron sepultados.

Incluso el gobierno michoacano pidió el apoyo de las entidades por donde fueron trasladados los cuerpos, ante el temor de que se suscitara algún incidente.

Finalmente, elementos de la Policía Federal y del Ejército resguardaron el traslado de las víctimas.

Comentar este artículo