Congelan cuentas que Granier puso a nombre de su hija; busca amparo

Andrés Granier, exgobernador de Tabasco. Foto: Eduardo Miranda
Andrés Granier, exgobernador de Tabasco.
Foto: Eduardo Miranda

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) congeló las cuentas del exgobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, que estaban a nombre de su hija Mariana Granier Calles.

Por tal motivo, el martes pasado la hija del mandatario solicitó un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la protección de la justicia federal. En el recurso se queja directamente del presidente de la CNBV, Jaime González Aguadé.

De acuerdo con el listado de acuerdos del Palacio de la Justicia Federal, la hija del exmandatario fue citada el viernes para desahogar la primera diligencia, y en tanto solicitó la suspensión de ese acto.

La suspensión se le negó desde ese mismo día, de acuerdo con en el expediente 168/2013 que fue radicado en el Juzgado Cuarto de Distrito, ubicado en la colonia Gaviotas de Villahermosa.

A la hora de la audiencia y ante la presencia de medios de comunicación en las puertas del Palacio de Justicia Federal, el representante legal de Mariana Granier ingresó y salió sin dar comentarios, según el diario Tabasco Hoy.

El fiscalista Raúl López Deantes explicó que las cuentas bancarias las congela la CNBV a petición de alguna institución federal o estatal, como podría ser el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y es ahí donde el afectado puede promover un amparo, y si fue denegado se debe al elevado monto que está en investigación.

Información que circuló en las redes sociales indica que el monto de las cuentas de Granier podría ascender hasta los 3 mil millones de pesos.

Granier Melo gobernó Tabasco de enero de 2007 a diciembre de 2012 y, según los primeros “hallazgos” del gobierno entrante de Arturo Núñez Jiménez, la entidad fue objeto de un “descomunal saqueo”. Ejemplo de ello es el colapso financiero que sufrió el sector salud al final del sexenio.

Además la deuda del estado asciende a más de 10 mil millones de pesos, cifra que podría duplicarse, algo que Núñez considera “absurdo” porque Granier recibió el gobierno con un adeudo de 600 millones y en los últimos 30 años Tabasco gozó de las participaciones federales per cápita más altas del país.

La familia del exgobernador de Tabasco gastaba un promedio de un millón de pesos mensuales con cargo al erario, reveló el periódico Reforma esta semana.

La familia contaba con 160 empleados a su servicio que atendían la Quinta Grijalva, residencia oficial del gobierno de Tabasco.

El gobernador Arturo Núñez Jiménez condenó el despilfarro de recursos en que incurrió el predecesor en el cargo.

Anunció que ya tomó medidas para racionalizar gastos en la Quinta Grijalva, entre ellas, la reducción del número de elementos asignados a la vigilancia, al comedor y la cocina, y otras áreas de servicio, además de que todo “será transparente”.

Comentar este artículo