Atacan viviendas de alcaldesa y exedil de Gómez Palacio

La presidenta de Gómez Palacio, Rocío Rebollo Mendoza. Foto: Especial
La presidenta de Gómez Palacio, Rocío Rebollo Mendoza.
Foto: Especial

DURANGO, Dgo. (aparo).- Grupos armados dispararon la noche de este martes en contra de la viviendas de la alcaldesa de Gómez Palacio, Rocío Rebollo Mendoza, y el exalcalde Carlos Herrera Araluce; en los incidentes, de acuerdo con el reporte preliminar, no se registraron lesionados.

La información fue confirmada tanto por el Comité Directivo Estatal del PRI, al que pertenecen ambos, como por la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de su área de Comunicación Social.

Fue alrededor de las 20:20 horas cuando ocurrieron, prácticamente de manera simultánea, ambos ataques; el primer reporte de detonaciones se recibió de las cercanías del templo de Santa Rosa de Lima, en la colonia Las Rosas.

Minutos después se confirmó que fueron disparos contra la fachada de la residencia de Rebollo Mendoza, que en días previos había reclamado falta de coordinación para el combate a la delincuencia organizada en la zona conurbada de La Laguna, de la que también forma parte el municipio de Lerdo y Torreón, Coahuila.

Sin embargo, según reportaron allegados a la presidenta municipal, ella no se encontraba en la vivienda al momento del atentado.

Casi de forma simultánea se reportó un hecho similar en otra calle del mismo fraccionamiento, en la vivienda de Carlos Herrera Araluce, el dos veces alcalde de dicho municipio y dueño del grupo Chilchota, empresa dedicada a la producción de lácteos, también de filiación priista, quien había sido víctima de un atentado en mayo de 2007, cuando perdió un par de dedos producto de las heridas sufridas.

Herrera es padre de Leticia Herrera Ale, actualmente senadora de la República por el mismo partido.

Luego de los incidentes se inició un operativo de seguridad para perseguir a los agresores, sin que hasta el momento se reporten personas detenidas.

El 27 de enero pasado, el diario El País publicó dentro del reportaje titulado “Código Rojo en el norte de México”, declaraciones de la edil en las que sostenía que corporaciones estatales y federales “Me (le) dieron en la madre” al desarmar a la totalidad de sus policías municipales sin darle aviso.

Como respuesta, Sonia Yadira de la Garza, titular de la FGE, aseguró que la comunicación con Rebollo era diaria, y que en todo momento se ha mantenido contacto para guardar el orden en la ciudad lagunera.

Gómez Palacio ha sufrido desde mediados de 2012 una escalada de violencia que alcanzó su clímax durante enero pasado, mes en el que las ejecuciones alcanzaron a cuando menos cinco funcionarios municipales y estatales de las áreas de seguridad.

Esa ciudad, además, permanece sin policías municipales, por lo que las tareas de vigilancia son coordinadas por el Ejército con el apoyo de la Policía Federal (PF) y corporaciones estatales.

Comentar este artículo