En México, cada año, 14 mil mujeres son violadas: Amnistía Internacional

El hallazgo del cuerpo de una mujer ultrajada en Santa Fé, en abril de 2009. Foto: David Deolarte
El hallazgo del cuerpo de una mujer ultrajada en Santa Fé, en abril de 2009.
Foto: David Deolarte

MÉXICO, D.F. (apro).- Amnistía Internacional (AI) destacó este día que el caso de la violación de seis turistas españolas en Acapulco, Guerrero, orilló a las autoridades estatales y federales a anunciar el inicio de una exhaustiva investigación luego de una creciente ola de indignación pública.

Sin embargo, también resaltó que el hecho no es ajeno a la realidad a la que se enfrentan incontables mujeres, ya que cada año miles de niñas y mujeres son víctimas de violencia sexual en México.

En su reporte Las mujeres en México a la espera de seguridad y justicia, AI reveló que más de 14 mil mujeres son víctimas de violación cada año.

Lo más grave es que “esta cifra podría representar sólo 20% de los casos reales, pues 80% de los casos no son denunciados”, señaló en un comunicado.

Pese a los miles de casos, deploró Amnistía, en 2009 en México únicamente se produjeron 2 mil 795 condenas por violación.

Es por ello que la organización concluye que “la impunidad sigue siendo uno de las características de la violencia sexual contra las mujeres en México”.

Aunque reconoció como “avances” la aprobación de la ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, señaló que la violencia de género sigue siendo generalizada a escala federal y estatal, pues los gobiernos han fracasado en la impartición de justicia contra este flagelo.

Luego mencionó los casos de las muertas de Ciudad Juárez, Chihuahua, de Nuevo León, Oaxaca y el Estado de México, donde se rebasa la cifra de mil mujeres asesinadas.

Durante la gestión de Enrique Peña Nieto como gobernador mexiquense organizaciones feministas y sociales le pidieron emitir una alerta de género para llamar la atención a este suceso, pero el priista se negó.

“La justicia es crucial cuando se trata de abordar la violencia contra las mujeres y acabar con ella. Si quien viola a una mujer no recibe ningún castigo, el mensaje que se está transmitiendo es que tales abusos son aceptables. Es una firme invitación a que otros cometan ese mismo delito”, advirtió Amnistía.

Comentar este artículo