Enfocan Cruzada contra el Hambre en ciudades más “apetitosas” electoralmente

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Aunque el propósito de la Cruzada Nacional contra el Hambre es supuestamente atender a 7.4 millones de mexicanos de 400 municipios del país que viven en condiciones de pobreza extrema y carencia alimentaria, en realidad el plan del gobierno de Enrique Peña Nieto se enfoca en las ciudades que serán las más disputadas en los comicios que se llevarán a cabo el próximo 7 de julio en 14 entidades.

Según el artículo tercero del Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre, la selección de entidades que se incluyeron en dicha estrategia se hizo “con base en la incidencia de pobreza extrema, así como en el número de personas en esta condición, y personas con carencia de acceso a la alimentación”.

Pero entre los 400 municipios prioritarios, el programa excluye a las localidades que presentan los índices más altos de pobreza.

Una investigación de Reforma revela que los partidos políticos pondrán su atención en al menos 40 municipios –varios de ellos considerados en la Cruzada– basados en número de pobladores, su alto poder adquisitivo, zonas industriales y comerciales y su relevancia política o turística.

El diario enlista a Aguascalientes, Puebla, Mexicali, Durango, Torreón, Saltillo, Oaxaca, Fresnillo, Cancún, Culiacán, Boca del Río, Coatzacoalcos, Veracruz, Reynosa, Matamoros y Chihuahua.

Uno de los ejemplos es el municipio de Batopilas, en Chihuahua, que tiene 7 mil 844 habitantes en extrema pobreza y 4 mil 150 con carencia alimentaria, lo que representa 55.4 y 29.3% de su población total, respectivamente. No obstante las cifras, no fue incluido en la primera etapa de la Cruzada contra el Hambre.

Otro ejemplo es Baja California, el único estado donde habrá elección para gobernador este año además de alcaldes y diputados federales. Ahí, fueron incluidos los municipios más grandes de la entidad como Tijuana, Ensenada y Mexicali que juntos representan el 85% de la población.

Sin embargo, cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social obtenidas por Reforma indican que sólo el 3.5% de la población vive en extrema pobreza.

En tanto, municipios como San Francisco Tlapancingo, Oaxaca, donde el 56.1% de la población vive en pobreza extrema, y Zirándaro, Guerrero, con 57.4%, tampoco fueron incluidos en la Cruzada.

En Chihuahua, otros municipios de la Sierra Tarahumara no incluidos en el programa antihambre son Urique, con 9 mil 43 pobres extremos (43.1%) y 6 mil 38 con carencia alimentaria (28.8%), y Balleza, con 8 mil 237 personas en pobreza extrema (40.2%) y 8 mil 320 carente de alimentación (40.6%), según la información de Reforma.

Comentar este artículo