Workers, de José Luis Valle, tiene buena acogida en la Berlinale

MÉXICO, D.F., (apro).- La cinta mexicana Workers, del director José Luis Valle, fue bien recibida por la crítica en su estreno mundial  en el 63 festival internacional de Berlín.

El largometraje que retrata la historia personal de un migrante salvadoreño a quien sus patrones le escamotearon sus derechos laborales después de 30 años de servicio aprovechándose de su estatus de ilegal, fue exhibida, fuera de competencia, en la prestigiosa sección Panorama Especial, la más importante luego de la sección oficial de la Berlinale.

La cinta de Valle aborda otra historia de manera paralela a la del salvadoreño, la de una millonaria que deja en su testamento su herencia a su mascota, una perra llamada “Princesa”, cuyo cuidado encarga a tres empleados, los cuales heredarán la fortuna de la propietaria cuando el animal muera.

“Son historias que tienen algo de kafkiano”, dijo Valle, un mexicano de origen salvadoreño.

En rueda de prensa, en la que estuvo acompañado de los protagonistas Susana Salazar y Jesús Padilla, añadió:

“Quise tratar el tema del trabajo como una experiencia de vida que de te da dignidad, alegría, equilibrio emocional. Quería dar mi visión de México y de romper con cosas que no me gustan como se hacen () Puede haber (una denuncia) pero de una manera implícita, sutil, de todos modos, latente pero no es en principio mi objetivo”.

Según Valle quiso rendir homenaje a héroes anónimos que hacen grandes cosas, pero en silencio, a su manera, y que son orillados a eso porque están presos en una maquinaria muy grande, muy absurda”.

La película, que será exhibida en el Festival de Guadalajara, fue titulada Workers por “la singularidad de Tijuana, lugar en el que se desarrollan las dos historias, y “en donde es un milagro que hablen español”, dijo el director egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Comentar este artículo