Ahora dicen que no saben cuál gas causó explosión en torre de Pemex

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Foto: Octavio Gómez
El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.
Foto: Octavio Gómez

MÉXICO, D.F. (apro).- Después de que había afirmado reiteradamente que una concentración de gas metano fue la causante de la explosión en el edificio B-2 del Complejo Administrativo de Pemex, la mañana de este lunes el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dio marcha atrás: señaló que aún no se ha determinado qué tipo de gas causó la explosión del 31 de enero y que cobró la vida de 38 personas.

Dijo que en lo único que el gobierno federal tiene certeza, es que no se trató de un evento ocasionado por explosivos.
Durante un desayuno del titular de la Segob con reporteros, pidió tiempo para que los peritos de la UNAM, el IPN, la Policía Federal y la Procuraduría General de la República (PGR) concluyan la investigación. Afirmó, que será el procurador Jesús Murillo Karam quien dará a conocer, en su momento, el avance y, en su caso, responsabilidades al respecto.

Sin embargo, el mismo Osorio Chong acompañó al titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam, el lunes 4, cuando aseguraron que la explosión fue ocasionada por gas metano. Posteriormente, en la conferencia del jueves 7, acompañado por directivos de Pemex, Brian Dunagan, perito de la empresa británica, afirmó que los expertos que participaban en la investigación, coincidían en que se trataba de metano.

Osorio Chong abundó en el proceso de revisión: “Hay, digamos, dos sótanos, el sótano normal de este edificio y el sótano que le llamaban ellos uno, algunos hasta dos, donde estaban los cimientos abiertos, o sea, donde inician los pilares, que ahí hacían revisiones cotidianas. No en muchos edificios en el país, pero en éste sí, hay entradas a los cimientos. Esa es una parte donde estaban los trabajadores que fueron encontrados hasta el final.”

Precisó que para llegar a ese lugar, donde están los cimientos, que de por si medían alrededor de 1.60 –en la conferencia del día 4 de febrero, el procurador Murillo Karam afirmó que eran de 1.20–, la dificultad para entrar era mucha y hoy lo sigue siendo con todo el escombro que está ahí.

Dijo que el gas buscó una salida, por eso es que hoy se piensa que no fue en un solo lugar lo que se vio en videos de algunas televisoras: “recordarán, que da pegado al busto, pensamos que no es el único lugar por donde salió el gas, hay otro  lugar donde está con las mismas circunstancias y creemos que también por ahí pudo haber salido otra parte del gas y por eso generó dos eventos”.

Por eso hay que ver toda la tubería, por eso hay que ver lo que está alrededor, por eso hay que ver si es también parte de un problema de subsuelo. Lo que se diga hoy son especulaciones, todavía no se ha determinado, no se puede determinar el gas.

“Me dirán ustedes: ¿Y qué no pueden entrar y medir a partir de un aparato, que sí existe, respecto al tipo de gas?, pues no, no hay forma, porque al salir, obviamente con todo ello salió el gas. Entonces no hay oportunidad de saberlo, si no es hasta en cuanto se tenga todo lo que hay en el subsuelo, lo que va poder determinar el tipo de gas”, explicó.
En cuanto a que la explosión se registró en el horario de mayor afluencia de los trabajadores por la zona de mayor impacto, dijo que pero fue una “real coincidencia”, porque ni siquiera hoy se puede decir que hay responsabilidad de los trabajadores que estuvieron ahí en ese momento, porque no se sabe.

“Lo digo así, porque si bien, el primer día de rescate, no se podía entrar, sí se tomó cualquier cantidad de videos, para dejar plasmada toda la información de lo ocurrido y que no hubiera duda de lo que ahí sucedió. Llegamos hasta el lunes a informarles porque queríamos que todos los peritos, de todas estas instituciones, que trabajaron cada uno por su lado, pudieran verter su información”, aseguró.

El titular de la Segob indicó que se revisaron las paredes y estaban completas. Después del siniestro, en donde se da el lugar del evento, las paredes están íntegras, los mosaicos están en su lugar y exactamente ahí las paredes están enteras. Y la losa de los dos pisos que cayeron no se hizo pedazos, también cae por el mismo evento.

Osorio Chong, aseguró que estas consideraciones, así como el levantamiento de pruebas, fueron tomadas en cuenta por los peritos que participaron en la investigación: “Todos determinaron que no había explosivos, pues el explosivo es aquél que se logra con la manipulación de las personas…”.

Comentar este artículo