DEA: “El Chapo”, el criminal más peligroso del mundo; lo compara con Al Capone

Joaquín El Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa. Foto: Especial
Joaquín El Chapo Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- Las autoridades de la ciudad de Chicago, Estados Unidos, equipararon hoy al líder del cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán con el mafioso Al Capone al etiquetarlo como “enemigo público número uno”.

El anuncio fue hecho por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) justo el día en que se conmemora la matanza de San Valentín, orquestada en Chicago por el gángster estadunidense contra siete miembros de una banda rival, la familia Moran, en 1929.

En entrevista radiofónica con WBBM, el agente especial de la DEA, Jack Riley, aseguró que la presencia del cártel de Sinaloa está presente en todo Chicago y es responsable de la mayoría de la violencia entre pandillas en la zona.

“El cártel de Sinaloa es nuestro problema número uno en esta región”, mencionó Riley, quien catalogó a Guzmán Loera como “probablemente el criminal más peligroso del mundo (…) quien se esconde en una montaña como un cobarde en México”.

Esta es la primera ocasión que la Comisión del Crimen de Chicago utiliza la categoría “Enemigo Público Número Uno” desde la prohibición de bebidas alcohólicas en Estados Unidos.

“Desde el primer Enemigo Público Número Uno de la Comisión del Crimen de Chicago, ningún otro criminal ha merecido este título más que Joaquín Guzmán”, sostuvo J. R. Davis, presidente de la comisión.

En 1930, dicha comisión designó a Alphonse Gabriel Capone – más conocido como Al Capone o Al Scarface Capone, apodo que recibió debido a la cicatriz que tenía en su cara, provocada por un corte de navaja– “Enemigo Público Número Uno”.

El organismo no gubernamental rastrea las tendencias delictivas en Chicago y califica a otras personas como enemigos públicos, pero Capone era el único considerado número uno, hasta ahora.

“En mi opinión, Guzmán es el nuevo Al Capone de Chicago”, dijo Riley en declaraciones recientes a The Associated Press.

El Chapo tiene abierto un proceso por cargos federales de narcotráfico en Chicago, la tercera ciudad más poblada de Estados Unidos.

Según Riley, Chicago es una de las ciudades más importantes para el cártel de Sinaloa, no sólo como un destino de drogas, sino como centro de distribución para el resto de Estados Unidos.

“Aquí es donde Guzmán convierte sus drogas en dinero”, agregó.

Apenas el pasado 9 de enero, el gobierno de Estados Unidos incluyó en su lista negra de narcotraficantes a Inés Coronel Barrera, suegro de Joaquín Guzmán Loera.

La Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro dio a conocer la lista, en la que también incluyó a uno de los principales lugartenientes del capo sinaloense, Dámaso López Núñez, El Licenciado, exsubdirector del penal de máxima seguridad de Puente Grande y quien lo ayudó a escapar en enero de 2001.

Con la inclusión de Coronel Barrera son ya seis familiares –directos e indirectos— de El Chapo Guzmán incluidos en la lista negra de Estados Unidos.

El hecho de ser incluido en esa lista de narcotraficantes implica que el gobierno de Estados Unidos puede congelar o confiscar los bienes que tengan en ese país; además, prohíbe cualquier relación de empresas o personas estadunidenses con los integrantes de dicho listado.

Inés Coronel es padre de Emma Coronel Aispuro, tercera esposa de El Chapo, con quien contrajo matrimonio el 2 de julio de 2007 y quien en el año pasado dio a luz a un par de niñas en Los Ángeles, California. Emma es sobrina del extinto capo Ignacio Coronel Villarreal, El Nacho.

El gobierno estadunidense ubica a López Núñez como importante operador financiero de El Chapo, a quien ayudó a escapar de Puente Grande.

“Desde entonces se ha convertido en uno de los principales lugartenientes del cártel de Sinaloa, que es responsable de múltiples toneladas de cargamentos de narcóticos de México a Estados Unidos”, informó la OFAC.

“Vamos a continuar yendo detrás de los bienes del cártel de Sinaloa y la estructura sobre la que se apoya, donde quiera que esté”, advirtió en esa ocasión Adam J. Szubin, director de la OFAC.

En septiembre de 20011, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció acciones de este tipo contra el consuegro de El Chapo, identificado como Víctor Manuel Félix Félix.

El hombre fue señalado como responsable de las operaciones de narcotráfico y lavado de dinero para el cártel de Sinaloa en Guadalajara, Jalisco, y en la Ciudad de México.

Ese mismo mes, el gobierno del país del norte también incluyó a la segunda esposa de Guzmán Loera –considerado por la revista Forbes como el delincuente más rico del planeta–, Griselda López Pérez.

Antes, el 9 de mayo, el Departamento del Tesoro incorporó en su lista negra a dos hijos de El Chapo Guzmán, Ovidio e Iván.

Un mes después, el 7 de junio, ingresó a la primera esposa del capo, María Alejandrina Salazar Hernández y su hijo Alfredo Guzmán Salazar.

Comentar este artículo