Estela de Luz debe recuperar su sentido cívico: Tovar y de Teresa

Estela de Luz. Monumento a la corrupción. Foto: Germán Canseco
Estela de Luz. Monumento a la corrupción.
Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- Construida por la administración calderonista en el marco de las celebraciones por el Bicentenario del inicio de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), asegura que la Estela de Luz es “un monumento conmemorativo con un sentido cívico” y debe mantener “su perfil y su naturaleza”.

Al hacer un recuento de los pendientes y compromisos que le heredó su antecesora Consuelo Sáizar, entre ellos las obras inconclusas de la Cineteca Nacional; los Estudios Churubusco; la llamada “Ciudad de los Libros”, en la Biblioteca de México “José Vasconcelos”, y la restauración de la antigua Iglesia de San Lorenzo en Venecia, Italia, el funcionario informó que se revisará y redefinirá el uso de las instalaciones anexas a la torre de cuarzo.

“Hay que separar en dos, uno es el monumento y otra la serie de instalaciones en torno a éste. Se desarrolló ahí un Centro de Cultura Digital y hay que definir claramente cuál será su uso definitivo, que sean actividades distintas de las que puede ofrecer el Centro Multimedia del Centro Nacional de las Artes, a fin de no estar duplicando actividades, por un lado.

“Por el otro, ver la conveniencia de que la Estela de Luz, que es un monumento conmemorativo, con un sentido cívico, mantenga su perfil y su naturaleza. No se trata de crearle una actividad a un lugar que representa 200 años de la historia del país y cien años de Revolución, es demasiado importante como para simplemente buscarle una actividad”, apuntó.

Tovar y de Teresa anunció que se revisará el acuerdo presidencial mediante el cual se encargó al Conaculta el manejo de los espacios aledaños de la Estela de Luz “en tanto se definiera cuál era su destino final (…) y en la medida en que no haya tareas que afecten el sentido cívico del lugar, se redefinirá lo que sucederá con sus instalaciones. Es como los museos, tienen vocaciones. Aquí hay una vocación, y es una vocación cívica”, dijo.

Polémica desde que el arquitecto César Pérez Becerril ganó el concurso para realizar el monumento conmemorativo de las fiestas de 2010, la Estela de luz fue motivo de escándalos durante su construcción y, hasta estos días, por su excesivo costo, que rebasó los mil millones de pesos.

Además, se ha criticado la opacidad en el manejo de los recursos, la tardanza en el tiempo de su realización –que obligó a inaugurarla no en septiembre de 2010, como estaba previsto al inicio, sino en los últimos meses del sexenio de Felipe Calderón– y hasta el gasto en la ceremonia de inauguración, que ascendió a 3 millones 850 mil pesos.

La Vox populi rebautizó al monumento como Estela de opacidad, Estela de corrupción y Estela de pus –los jóvenes le dicen la “suavicrema”, una galleta comercial que tiene esa forma– por las irregularidades que representa. El mismo día de su inauguración, el 7 de enero de 2012, hubo protestas de varias organizaciones.

Previamente, el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezado por el poeta Javier Sicilia, pidió se resignificara el monumento con un memorial para las víctimas de la guerra contra el narco.

A finales de noviembre del año pasado, en un evento para despedir al gobierno de Felipe Calderón, el movimiento colocó alrededor de la torre cruces de madera, veladoras y armas de juguete, y en el piso pintó siluetas de personas manchadas con pintura roja; además reiteró que la edificación es el símbolo más grande de la corrupción y más: Estela de la muerte.

En septiembre de 2012, en las instalaciones construidas en torno de la Estela de Luz, se inauguró el Centro de Cultura Digital, con el propósito de difundir creaciones realizadas con medios digitales como la fotografía, el video, la animación, la música electrónica o las artes multidisciplinarias, y se entregó al Conaculta el manejo y mantenimiento del sitio.

Ahora Tovar y de Teresa habla de replantear sus fines, para lo cual creó, al interior del Conaculta, un área llamada Agenda Digital, que estará a cargo del escritor Jorge von Ziegler, quien propuso hacer de la Biblioteca Vasconcelos un cerebro digital durante el gobierno foxista, pero no lo hizo.

Desde principios de este año el Centro Digital de la Estela de Luz suspendió parte de sus actividades. Su directora, Grace Quintanilla, explicó a algunos medios que ello se debió a la revisión del programa para 2013 y no al propósito de cambiar la vocación del lugar.

Y quizá lo más difícil no sea definir la programación para esos espacios, sino lograr que el monumento deje de ser visto por la gente como el símbolo de la corrupción y los desatinos del gobierno pasado.

Comentar este artículo