La Gendarmería Nacional será una “policía de proximidad”: Mondragón

El titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb. Foto: Miguel Dimayuga
El titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb.
Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F., (proceso.com.mx).- La Gendarmería Nacional que planea crear el gobierno federal será una “policía de proximidad”, encargada de delitos del fuero común, tendrá 10 mil elementos integrados por “con un grupo de formación castrense” (8 mil soldados y 2 mil marinos), expuso el futuro titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, durante su comparecencia en comisiones del Senado.

Mondragón y Kalb, cuya ratificación está pendiente por parte del Senado, insistió en varias ocasiones que la Gendarmería Nacional no sustituirá a la Policía Federal –creada por Genaro García Luna, extitular de la extinta Secretaría de Seguridad Pública- ni hará las mismas funciones, y dependerá directamente de su mando.

La gendarmería “irá a donde sea requerida” y podría establecerse en áreas estratégicas y se podrían quedar de manera permanente en algunos estados y municipios, dependiendo de los convenios y acuerdos con las autoridades correspondientes.

“No será lo mismo la acción y función de la gendarmería que la de la Policía Federal. La PF va y viene, actúa en áreas de riesgo. La gendarmería será una policía de proximidad. La PF, en algunos casos, como en las carreteras, puede ser policía de proximidad. La gendarmería se quedaría permanentemente en algunos sitios y estableceremos las reglas”, sintetizó Mondragón y Kalb, al responderle a Luis Armando Melgar, senador del Partido Verde.

El senador Alejandro Encinas, del PRD, expuso una serie de preguntas puntuales sobre el proyecto de Gendarmería Nacional: “¿Se creará por reforma legal o por decreto presidencial? ¿El mando será civil o militar? ¿Cómo se “comisionarán” los elementos castrenses que integrarán los primeros 10 mil integrantes? ¿Cómo se va a regionalizar la política de seguridad pública?”.

En su respuesta, Mondragón y Kalb afirmó que las áreas jurídicas de la Secretaría de Gobernación y de la Comisión Nacional de Seguridad están definiendo cómo procederá jurídicamente la creación de la Gendarmería Nacional.

“No conozco cuál será la figura jurídica, decreto o lo que sea”, atajó el funcionario. Indicó que Ernesto Enríquez, de su área, es el responsable de definir esta ruta jurídica.

Mondragón especificó que la Gendarmería Nacional estará bajo su mando. Y atajó:

“Si no tenemos información y capacitación policíaca estamos perdidos”. Afirmó que se pretende “un efecto de multiplicación que pase en cascada”.

Mando Único y Grupos de Autodefensa

Sobre el mando único policíaco, Mondragón y Kalb planteó que aún debe analizar el gobierno cómo se integrará y operará y tajante dijo que en materia de “tolerancia cero” no está satisfecho.

El extitular de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal afirmó que “voy a hacer lo mismo que en el Distrito Federal sobre tolerancia cero”.

Cuestionado por el senador Armando Ríos Pitter sobre el fenómeno de los grupos de autodefensa que se han surgido en entidades como Guerrero, Mondragón y Kalb evadió plantear una postura porque “es un asunto que amerita un profundo estudio”.

“No es lo mismo policía comunitaria que grupos de autodefensa… Hay que ocuparse del análisis de lo que está ocurriendo. Es un asunto mayor”, indicó Mondragón y Kalb.

El aspirante a comisionado nacional de seguridad también mencionó el tema de los centros penitenciarios. Le propuso al Senado una “auditoría permanente” para conocer los problemas. Reiteró su descontento sobre la situación tanto en los Centros Federales de Reclusión Social (Ceferesos) como en los centros estatales (Ceresos).

Discusión sobre el control del Senado

Durante la comparecencia, los senadores Javier Corral, Manuel Camacho y Alejandro Encinas recordaron que durante la reforma a la Ley de Administración Pública Federal, ante el fortalecimiento de las funciones de la Secretaría de Gobernación, se incorporaron dos “controles parlamentarios mínimos”, entre ellos, la ratificación del Senado del cargo de Comisionado Nacional de Seguridad.

El Ejecutivo federal y la bancada del PRI en la Cámara de Diputados interpusieron una controversia en contra de esta decisión del Senado. En ese contexto se dio la comparecencia de Mondragón y Kalb.

Corral discutió varias veces con el senador priista Omar Fayad, a quien le reprochó que actuara como “guardaespaldas” de Mondragón y Kalb para que no se ventilara esta discusión.

Encinas precisó que la comparecencia “no es una reunión ad cautelum, es decir, ‘por si las moscas’ como dice el oficio de la Secretaría de Gobernación”.
“El Senado ejercerá sus funciones de contrapeso en esta materia”.

Sobre el mismo punto, Manuel Camacho Solís anticipó que votará por la ratificación de Mondragón y Kalb, pero reprochó que el Ejecutivo federal se resistiera al “control mínimo” del Senado.

El exregente capitalino aprovechó la comparecencia para convocar al titular de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, y al Ejecutivo federal para que “reconsideren” su relación con el Senado que “se ha tensado innecesariamente”.

Mondragón y Kalb no expresó ninguna opinión sobre esta controversia porque “son asuntos que no debo tocar” y consideró “respetables” las posiciones de los senadores.

Comentar este artículo