Quita PRI “candados” para aplicar IVA a medicinas y alimentos

César Camacho Quiroz, dirigente nacional del PRI. Foto: Miguel Dimayuga.
César Camacho Quiroz, dirigente nacional del PRI.
Foto: Miguel Dimayuga.

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Con Elba Esther Gordillo Morales en la cárcel, promotora del aumento al IVA en alimentos y medicinas en 2004, que derivó en candados al Programa de Acción del PRI para evitar cualquier incremento, la XXI Asamblea Nacional de ese partido modificó sus documentos básicos y abrió la puerta a nuevos gravámenes para la población.

Luego de dos horas de “discusión” en la cual sólo los delegados de Sonora exigieron mantener los candados que impiden al tricolor aprobar aumento en alimentos y medicinas, el presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, dio por concluidos los trabajos de las cuatro mesas de trabajo: de programa, acción, estatutos y programas y estrategias.

Al término de los trabajos, el dirigente ofreció un “mensaje” ante los medios de comunicación; flanqueado por Humberto Roque Villanueva, quien en 1995 operó en la Cámara de Diputados para lograr el alza del 10 al 15% del IVA, el líder nacional dijo que las modificaciones logradas en las mesas de trabajo ayudarán a que Enrique Peña Nieto y los legisladores de su partido puedan “transitar” hacia los cambios que requieran.

Advirtió que al no contar el PRI con mayoría plena en la Cámara de Diputados y el Senado de la República, deberá seguir estableciendo puentes con el resto de los partidos políticos y llevar a buen término las negociaciones políticas.

Como no se refirió en específico al tema del IVA ni a la mayor apertura en el sector energético, además de que se prohibieron las preguntas, un grupo de reporteros interceptó primero a la secretaria general, Ivonne Ortega, quien se quedó pasmada ante la pregunta sobre el IVA. “Ya habló el presidente”, dijo para escabullirse y dejar el paso libre a Camacho Quiroz.

A éste los reporteros le demandaron aclarar si el PRI aprobará, gracias a los cambios realizados a sus documentos básicos, un aumento del IVA en alimentos y medicinas. Además, le pidieron detallar las razones por las cuales se eliminó el párrafo que prohibía a diputados y senadores priistas avalar un posible incremento.

“Ya no voy a hablar, acabo de emitir el mensaje”, respondió. Pero si no dijo nada, reviraron los reporteros, por lo que Camacho Quiroz se molestó apresurando el paso. Segundos después se regresó para aclarar a la prensa que sólo podía decir una cosa:

“Ninguna de las propuestas y cambios que se hicieron hoy en las cuatros mesas se aprobaron por mayoría, quiere decir que todo fue por unanimidad”.

Con lo anterior, Camacho Quiroz dejó en claro que no hubo voces que votaran en contra de eliminar los candados que impedían promover cualquier aumento al IVA.

El que sí quiso hablar fue Humberto Roque Villanueva, quien dijo que “ahora no existe candado al respecto que impida al PRI promover aumento al IVA en alimentos y medicinas”. Esto luego de aclarar que la llamada “roqueseñal” de 1995 no fue para festejar el gravar más a los pobres, sino como señal de apoyo a Ernesto Zedillo, entonces presidente de la República “y de quien se coreaba su apellido en ese momento”.

Esta eliminación de candados, así como el aceptar que el PRI promoverá los cambios que se requieran en materia energética para permitir mayor participación de la iniciativa privada “manteniendo la rectoría del Estado sobre los hidrocarburos”, será aprobada por el pleno de los más de 4 mil 200 delegados que se espera lleguen a la XXI Asamblea Nacional, la cual contará con la participación de Enrique Peña Nieto.

Promotora del IVA en la cárcel

En noviembre de 2003, Elba Esther Gordillo era la secretaria general del PRI y coordinadora de los diputados priistas; desde su posición había estado negociando con el entonces presidente Vicente Fox un aumento al IVA en alimentos y medicinas en tanto que la bancada, predominantemente madracista, se oponía a ello.

Las diferencias entre ambas llevaron a los priistas a deponerla y su lugar fue asumido por Emilio Chuayffet Chemor, hoy secretario de Educación y promotor de que se le sometiera al juicio que hoy enfrenta.

En la XIX Asamblea Nacional del PRI realizada en Puebla, los diputados, senadores y delegados priistas que se oponían a gravar aún más el IVA, pidieron la cabeza de Gordillo; demandaron al presidente del partido, Roberto Madrazo Pintado, que se le expulsara en dicha reunión.

En la llamada Casa Aguayo, residencia del gobernador poblano, los ejecutivos estatales del PRI fueron convencidos por Madrazo Pintado para que no se expulsara a Gordillo del tricolor, en cambio ofreció incluir un candado en los documentos básicos que impidieran cualquier maniobra política o convencimiento de Gordillo a diputados federales para avalar un aumento al IVA.

Así, en su XIX Asamblea Nacional, el Revolucionario Institucional incluyó en su artículo 154 del programa las siguientes dos líneas: “El PRI defiende la economía popular y no aceptará la aplicación o aumento del IVA en alimentos y medicinas”.

Hoy, nueve años después, con la promotora del aumento al IVA ya expulsada del PRI y encarcelada hace cuatro días por decisión del gobierno federal que encabeza Enrique Peña Nieto, el tricolor, sus diputados, senadores, gobernadores, presidentes municipales, secretarios de gobierno y dirigentes locales aceptaron la petición de su máximo líder y avalaron eliminar las citadas líneas para que un incremento de impuestos pueda “transitar” en la Cámara de Diputados y la de Senadores.

El presidente nacional del PRI, Camacho Quiroz, señaló que los cambios que se estaban haciendo a los documentos básicos de su partido son para que “el presidente y los legisladores priistas” puedan “transitar” hacia los cambios que necesiten.

Con estas modificaciones ningún priista podrá recurrir al Tribunal Electoral para reclamar un aumento al IVA ni mucho menos por haberse abierto aún más el sector energético a la iniciativa privada.

Comentar este artículo