Se contaminó PAN de todo aquello que criticaba: Madero

El líder del PAN, Gustavo Madero. Foto: Germán Canseco
El líder del PAN, Gustavo Madero.
Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Durante la apertura del Consejo Nacional Extraordinario este sábado, el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, admitió que durante los 12 años que ese partido estuvo en el poder se desdibujó como institución.

En una autocrítica luego de la derrota electoral del año pasado, Madero dijo que en los 12 años de administraciones emanadas del blanquiazul se convirtieron en satélite de éstas y cayeron en prácticas clientelares.

Destacó que el PAN se contaminó de todo aquello que criticaba, lo que propició una triste alienación de su identidad.

Ante 189 consejeros nacionales, sostuvo que las exigencias de cambio de los ciudadanos no fueron cumplidas.

En su mensaje, el dirigente reconoció que el PAN dejó de lado su vocación autónoma y convirtió al gobierno federal en su punto de unión, cuando debieron prevalecer la doctrina, principios y valores del partido.

Durante la sesión donde los consejeros conocieron el proyecto de reforma de estatutos, Madero afirmó que los panistas permitieron que se deteriorara su militancia con afiliaciones masivas que derivaron en una mayor falta de identidad y en un clientelismo que empoderaba a unos pocos.

Como consecuencia, continuó, se fue perdiendo el apoyo de los ciudadanos que dejaron de encontrar en el PAN un camino de esperanza y de empatía.

Madero pidió a los consejeros transitar hacia un partido maduro que aprende de sus errores y admite sus omisiones.

“Hoy iniciamos un nuevo ciclo”, reiteró el líder en varias ocasiones.

Suspenden sesión

Debido a la falta de quórum, la sesión del Consejo Nacional del PAN tuvo que ser suspendida este sábado.

Los consejeros nacionales no pudieron debatir ya que al votar el proyecto de reforma de estatutos se rompió el quórum.

El proyecto será sometido a votación este lunes ante el Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Comentar este artículo