Se agudiza conflicto magisterial en Guerrero; profesores paralizan Acapulco

Una protesta de maestros en Acapulco, Guerrero. Foto: Óscar Alvarado
Una protesta de maestros en Acapulco, Guerrero.
Foto: Óscar Alvarado

CHILPANCINGO, Gro., (proceso.com.mx).- Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) realizan una marcha desde tres puntos estratégicos de Acapulco en protesta por la aprobación de la reforma educativa y las acciones penales emprendidas por el gobierno estatal contra los dirigentes sindicales.

El gobernador del estado, Ángel Aguirre Rivero, hizo un llamado al magisterio disidente para retomar el diálogo que fue suspendido por la propia administración estatal semana pasada, debido a que los profesores mantienen tomadas las sedes del Ejecutivo y el Legislativo en esta capital.

No obstante, Aguirre exhortó a los manifestantes a “respetar el estado de derecho” y que “prevalezca la razón”.

Durante una entrevista a modo que fue transmitida por el sistema estatal de Radio y Televisión de Guerrero (RTG), el mandatario arremetió contra los dirigentes del magisterio disidente al afirmar que: “la CETEG utiliza la presión y toma de calles para ganar liderazgo del sindicalismo en Guerrero, pero sólo representa el 13 por ciento” del magisterio en la entidad.

Aguirre justificó la inoperancia gubernamental frente al conflicto en el sector educativo, luego de que el magisterio disidente decidió suspender clases desde hace 15 días y tomar distintos edificios públicos en protesta por la aprobación de la reforma educativa.

Luego, Aguirre advirtió sobre la posibilidad de utilizar la fuerza pública en contra de los profesores, al señalar: “La gente me reclama y la gente me pide que actuemos de manera más drástica, porque se afecta al comercio establecido”.

Los maestros decidieron radicalizar sus acciones de protesta y marchar rumbo al puerto de Acapulco, luego de que la semana pasada el secretario de Gobierno, Humberto Salgado,  anunció sanciones administrativas y penales contra la dirigencia de la CETEG y los docentes paristas.

La marcha donde participan miembros del magisterio disidente y organizaciones sociales está planteada para converger sobre la principal avenida del puerto, la costera Miguel Alemán; en tanto que en Chilpancingo, los manifestantes mantienen tomadas las oficinas de la burocracia estatal y se están movilizando hacia el edificio Juan N. Álvarez, donde se encuentran las áreas de recaudación fiscal de la entidad.

 

Comentar este artículo