Ya son 13 los muertos por explosión de juegos pirotécnicos en Tlaxcala

El saldo de la explosión en Tlaxcala. Foto: Xinhua
El saldo de la explosión en Tlaxcala.
Foto: Xinhua

TLAXCALA, Tlax. (apro).- El gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur, informó que ascendió a 13 el número de muertos por la explosión de juegos pirotécnicos en el poblado de Jesús Tepactepec, municipio de Nativitas.

Detalló que a los 11 fallecidos reportados por la tarde, se sumó un adulto que murió en un hospital de Puebla y un niño que falleció en el Hospital Infantil.

En conferencia, el mandatario estatal informó que se llegó a la cifra de 150 hospitalizados, de los cuales ya fueron dados de alta 80.

La tragedia ocurrió al explotar una camioneta cargada con juegos pirotécnicos que iban a ser utilizados en las fiestas del padre Jesús de Tres Caminos.

El incidente, que obligó al Ejército a aplicar el Plan DN-III, ocurrió alrededor de la una de la tarde, en plena procesión religiosa. Uno de los cohetones que lanzaron cayó justo en la caja de una camioneta que estaba cargada con una gran cantidad de juegos pirotécnicos que estallaron convirtiendo la fiesta en un infierno.

El impacto fue tal que sobre la avenida Santa Ana quedaron tendidos algunos cuerpos ensangrentados. Decenas de personas, entre niños y ancianos, tuvieron que ser trasladados a hospitales del IMSS, del ISSSTE y estatales de Tlaxcala y Puebla.

La zona fue acordonada por elementos del Ejército mexicano, Policía Federal, Estatal y Municipal de Nativitas.

El gobernador Mariano González Zarur instruyó a una comisión multidisciplinaria a que auxiliara de inmediato a los afectados y atender la contingencia.

Inicialmente, las autoridades estatales manejaron una cifra de víctimas mortales de nueve. Con el paso de las horas, la cifra se elevó a 11, de los cuales 10 eran varones y una mujer.

También se confirmó que 154 personas más resultaron lesionadas, 80 de las cuales ya fueron dadas de alta.

Trasladan al DF a tres menores

El secretario de Salud, Jorge Aguilar Chedraui, informó que tres niños que resultaron heridos fueron trasladados a un hospital de Puebla hacia el Centro Nacional de Quemados del Distrito Federal.

El traslado, dijo, se hizo a través de una ambulancia aérea del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) y un helicóptero “relámpago”.

Los niños habían sido llevados inicialmente de Tlaxcala a la Unidad Pediátrica de Quemados en Puebla, anexa al Hospital del Niño, pero tras ser valorados se decidió llevarlos al DF.

Aguilar Chedraui afirmó que otros tres niños permanecen en el área pediátrica referida, mientras que siete pacientes más están en el Hospital General del Norte de la ciudad de Puebla.

Peña Nieto ofrece ayuda a víctimas

Tras la tragedia, el presidente Enrique Peña Nieto informó que el gobierno federal trabaja ya con el de Tlaxcala para atender oportunamente a los heridos.

A través de su cuenta en Twitter @EPN el mandatario lamentó los hechos y expresó su pésame a los deudos.

“Lamento el terrible accidente sucedido en Tlaxcala. Mi pésame a los familiares de los fallecidos”, escribió.

En otro mensaje, indicó que los heridos tras la explosión “podrán recibir apoyo en el Centro Nacional de Investigación y Atención de Quemados”.

Por la tarde, el Ejército mexicano aplicó el Plan DN-III en la comunidad. Más de 50 militares se concentraron en la zona del siniestro, a fin de auxiliar a la población afectada por la detonación de cientos de cohetones sobre la calle Santa Ana cuando llevaban una salva al santo Jesús de los Tres Caminos.

Comentar este artículo