El Papa Francisco se define por “una Iglesia pobre y para los pobres”

El Papa Francisco. Foto: AP / Emilio Morenatti
El Papa Francisco.
Foto: AP / Emilio Morenatti

CIUDAD DEL VATICANO (proceso.com.mx).- El Papa Jorge Mario Bergoglio se manifestó hoy a favor de “una Iglesia pobre y para los pobres” y explicó que eligió el nombre de Francisco para su pontificado por San Francisco de Jesús, conocido como el santo de la pobreza y la paz.

Durante la audiencia con la prensa internacional que cubre el cónclave y su asunción, el nuevo Papa tuvo un singular gesto con los miles de periodistas congregados en la sala Pablo VI del Vaticano, cuando les dijo en español: “Muchos de ustedes no pertenecen a la Iglesia católica, otros no son creyentes. De corazón les doy la bendición en silencio, respetándoles, pero sabiendo que cada uno de ustedes es hijo de Dios”.

Agradeció a los medios de comunicación la cobertura de estos días pues reconoció la dificultad de informar sobre los eventos de la Iglesia porque “no son una categoría mundana y por ello no son fáciles de comunicar a un pueblo vasto y heterogéneo. La Iglesia no tiene una naturaleza política sino espiritual”.

Después explicó por qué eligió el nombre de Francisco, revelando incluso algunos pormenores sobre el cónclave. “Durante mi elección tenía junto a mí al arzobispo emérito de Sao Paulo, el cardenal Claudio Hummes, un gran amigo, que cuando el asunto se empezaba a poner peligroso, me confortaba”, relató.

“Cuando los votos llegaron a los dos tercios –prosiguió— y los cardenales aplaudieron, él me abrazó y me besó y me dijo: ´No te olvides de los pobres´”.

El Papa explicó que esa palabra, pobres, le entró en la mente y pensó en San Francisco de Asís y no tuvo duda que elegiría el nombre de este santo de la pobreza, de la paz y la defensa de la creación.

Rememoró con un dejo de humor, que durante el cónclave algunos cardenales le pidieron que adoptara el nombre de Adriano para su pontificado, en honor de Adriano VI, conocido como el ¨reformista¨, mientras que otros le sugirieron Clemente XV para “vengarse” de Clemente XIV, que suprimió la Compañía de Jesús, lo que arrancó risas.

Comentar este artículo