“No vamos a privatizar ni a vender Pemex, sólo a modernizarlo”: EPN

El titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto. Foto: Xinhua / Rodrigo Oropeza
El titular del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto.
Foto: Xinhua / Rodrigo Oropeza

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que Pemex no se va a privatizar, pero si a modernizar, incluido el sindicato que deberá rendir cuentas.

Acuso que quienes se oponen a la reforma energética “pretenden confundir” con expresiones que nunca ha postulado ni él ni su partido.

“Lo he dicho claramente: Ni se pretende que Pemex se privatice ni se pretende que Pemex se venda, se trata más bien de transformarla, de modernizarla para que se vuelva una empresa más productiva y que pueda, en nuestros tiempos, a partir de la condición actual, ser una palanca mucho más fuerte, mucho más sólida para el desarrollo nacional”, aseveró este lunes en que se cumplen 75 años de la expropiación petrolera.

Entrevistado antes de arribar a Roma, en donde el martes asistirá a la ceremonia de inauguración del Pontificado del Papa Francisco, Peña Nieto subrayó que la reforma energética acordada en el Pacto por México pretende afianzar un Pemex honesto, eficiente y transparente en el que también se involucre al sindicato, pues, dijo, ya existe una reforma laboral a la que deben sujetarse, la cual habla de la rendición de cuentas y democratización.

Por ello, el presidente pidió a los partidos políticos que la discusión sobre la reforma energética parta de la crisis que vive el sector, y no de acusaciones sobre que él o su partido intentan dejar en manos de la iniciativa privada la industria petrolera.

La pretensión, atajó, es lograr una iniciativa conjunta en el marco del Pacto por México, que se presente en el segundo semestre de año, como se tiene acordado con las principales fuerzas políticas.

“Tenemos que estar conscientes que enfrentamos retos, la producción de Pemex en los últimos años decreció y empieza nuevamente a tomar nivel, pero a ver: Pemex llegó a producir del orden de los 3 millones de barriles o 3.5 millones de barriles al día, ahora andamos sobre 2.4 millones y lo estamos levantando a 2.5 millones.

“Aquí ha habido un decrecimiento y que no se nos olvide que el petróleo es un recurso no renovable. Entonces tenemos que buscar las maneras de hacer una empresa mucho más eficiente y más productiva (…) no hemos sorprendido ni vamos a sorprender a nadie, ha habido congruencia”, justificó.

Al cuestionarle sobre la campaña contra la privatización de Pemex que impulsa el PRD y el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) de Andrés Manuel López Obrador, el presidente afirmó que se intenta confundir a la sociedad con expresiones que jamás existieron o suposiciones.

Comentar este artículo