Narcoviolencia en Reynosa por guerra entre facciones del Cártel del Golfo: The Monitor

REYNOSA, Tamps. (apro).- Un “representante de la ley” en Tamaulipas aseguró al diario texano The Monitor que los enfrentamientos de los últimos días en esta ciudad, resultado de una pugna por el poder al interior del Cártel del Golfo (CDG), dejaron un saldo de al menos tres docenas de muertos.

“La división interna más reciente ha sumido a la ciudad de Reynosa en balaceras como la ocurrida la noche del 10 de marzo, que duró tres horas, entre las facciones del Cártel del Golfo leales al jefe Mario Pelón Ramírez contra los grupos de Miguel El Gringo Villarreal”, precisó la fuente.

Esa noche –agregó– la ciudad se paralizó debido a los narcobloqueos encabezados por pistoleros que se desplazaban en convoyes de hasta 20 camionetas. Las autoridades estatales confirmaron la muerte de dos personas, pero “ignoraron” la cifra real de fallecidos, que ascendió a por lo menos tres docenas de hombres armados que cayeron asesinados, subrayó.

Señaló que los enfrentamientos iniciaron cuando Mario Pelón dio la orden a sus “estacas” de borrar todos los vestigios de El Gringo Villarreal –nacido en Texas– y les prometió que todo lo que le incautaran sería botín de guerra.

De acuerdo con la fuente, Mario Ramírez ha intentado tomar el control del CDG aliándose con el Cártel de Sinaloa desde la captura de Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, y Mario Cárdenas Guillén, ambos aprehendidos por efectivos de la Secretaría de Marina Armada de México en la zona metropolitana de Tampico en septiembre de 2011.

Según The Monitor, Miguel Villarreal, exjefe de la plaza de Miguel Alemán, le disputa el poder a El Pelón, para lo cual se alió con algunos comandantes que provienen de las viejas familias que han operado durante años al interior del CDG.

Uno de los aliados de Villarreal, El Puma García Román, fue baleado en uno de los enfrentamientos del pasado domingo 10, en el que se utilizaron granadas, metralletas Barret Calibre 50 y camionetas blindadas.

Al día siguiente, efectivos del Ejército aseguraron 22 vehículos, 18 de los cuales fueron robados en seis agencias de Reynosa por las “estacas” de El Gringo Villarreal.

Los enfrentamientos continuaron en los días siguientes y, según las autoridades estatales, el Ejército abatió a cinco sicarios el viernes 15. Un día después cayeron tres civiles en diversos eventos.

Según el reporte de The Monitor, la exacerbada violencia en Tamaulipas traspasó ya la frontera sur de Estados Unidos, y Villarreal fue el cerebro detrás de un equipo de secuestradores que operaba en el sur de Texas. El Cártel del Golfo, añade, también ha estado relacionado con varias ejecuciones en el Valle del Río Grande.

En su edición del pasado lunes 11, el diario texano informó que la ciudad de Reynosa fue sacudida un día antes por un intenso enfrentamiento entre supuestos grupos del crimen organizado.

De acuerdo con The Monitor, la refriega habría dejado al menos cuatro camionetas cargadas de personas ejecutadas. La noticia causó pánico y asombro en redes sociales.

Después de tres horas de fuego contra fuego, el diario calculó en más de 36 personas muertas y al menos seis heridos el saldo de la intensa balacera.

El reporte oficial por parte de Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas describió el suceso como un enfrentamiento entre civiles armados.

Asimismo, confirmó la muerte de dos personas: el chofer de un taxi y un adolescente que viajaba con su padre. Este último habría resultado herido. A los heridos y muertos los calificó como “víctimas colaterales”.

El comunicado oficial anunció el aseguramiento de siete sicarios y de 22 vehículos utilizados durante el enfrentamiento.

Según el diario estadunidense, un elemento policiaco entrevistado por ese medio y que solicitó el anonimato, confirmó que el número de personas que fallecieron en la refriega ascendía a 36.

Sin embargo, comentó que “es difícil saber la cifra exacta de ejecutados, ya que los mismos grupos delictivos recogieron a la mayoría de los cuerpos”.

El oficial entrevistado también declaró al diario que en el lugar de los hechos se vieron cuatro camionetas cargadas con individuos asesinados durante el enfrentamiento, sin contar los que fueron abandonados en el lugar.

Esta información no ha sido confirmada por las autoridades correspondientes.

De acuerdo con distintas versiones, el enfrentamiento habría iniciado alrededor de las 21:00 horas. Posteriormente diversas calles y avenidas fueron bloqueadas con camiones para retrasar la llegada de las autoridades federales.

Comentar este artículo