Función Pública se hizo de la vista gorda ante anomalías en Estela de Luz

La Estela de Luz. Foto: Germán Canseco
La Estela de Luz.
Foto: Germán Canseco

MÉXICO, D.F. (apro).- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) puso en tela de juicio el trabajo de fiscalización desarrollado por la Secretaría de la Función Pública en el caso particular de la Estela de Luz, una de las obras construidas en la administración calderonista, con motivo de los festejos del Bicentenario de la Independencia.

Según se desprende del “Informe sobre la fiscalización superior del monumento Estela de Luz 2009-2011” que la ASF subió a su sitio web, con los resultados de 10 auditorías practicadas a dicha obra en los ejercicios fiscales 2009, 2010 y 2011, la SFP, que estuvo a cargo en ese tiempo del actual senador panista Salvador Vega, fue omisa en la inspección y vigilancia de la construcción e indolente en sancionar a los funcionarios que incurrieron en diversas irregularidades en la proyección, ejecución y supervisión de la obra.

Sin enunciar las anomalías detectadas, consigna el informe:

“En cuanto a la Secretaría de la Función Pública, la ASF concluyó que esta dependencia no cumplió con las disposiciones normativas aplicables a sus funciones de inspección y vigilancia de la construcción del monumento Estela de Luz, ni determinó las responsabilidades de los servidores públicos por las irregularidades detectadas en sus revisiones”.

El documento tampoco da cuenta que la SFP inhabilitó, destituyó y denunció penalmente a cuatro funcionarios: Agustín Castro Benítez, exdirector general; Juan Alberto Bravo Hernández, exasesor técnico administrativo; Ricardo Morales Jaramillo, gerente de Administración y Finanzas, y Rubén Enrique Arenal Alonso, gerente jurídico.

Las irregularidades cometidas por los exfuncionarios se mantuvieron en reserva porque la SFP le puso candados al expediente.

Sin embargo, el informe de la ASF da cuenta de algunas: incrementos en el costo de la obra, que subió de 349.4 a mil 246.3 millones de pesos; retraso en la conclusión de los trabajos por 16 meses, y pagos injustificados por 399.2 millones de pesos.

Además, destaca que la SFP llevó a cabo tres auditorías, cuyas observaciones se entregaron con un retraso de seis meses a las entidades implicadas sin que existiera justificación para la dilación.

“No se integraron los expedientes de presunta responsabilidad administrativa con base en las observaciones determinadas”, señala el informe.

La Estela de Luz, recuerda la Auditoría en el informe, fue el proyecto ganador con el que la administración del presidente Felipe Calderón pretendía celebrar el 15 de septiembre de 2010 el Bicentenario de la Independencia, y la cual, debido a todas las irregularidades, se inauguró hasta el 7 de enero de 2012.

Comentar este artículo