Advierte Corea del Sur “respuesta firme” ante eventual ataque

Crece tensión en Corea del Sur ante posible ataque de Kim Jong-un. Foto: AP
Crece tensión en Corea del Sur ante posible ataque de Kim Jong-un.
Foto: AP

MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a que Estados Unidos afirmó que no ha visto alguna movilización preocupante por parte de las fuerzas militares de Corea del Norte, la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, advirtió que su país responderá con fuerza ante un eventual ataque de su vecino del norte.

“Si hay alguna provocación en contra de Corea del Sur y su pueblo, debe haber una respuesta firme (…) sin ningún tipo de consideraciones políticas”, dijo Geun-hye a funcionarios de alto rango en una reunión este lunes.

La poca actividad demostrada en las últimas horas no incidió en la decisión más reciente del gobierno estadunidense que ubicó un “destructor” de la Armada  con misiles guiados para enfrentar un ataque con misiles balísticos.

La Marina de Estados Unidos está moviendo la plataforma naval con radares, cerca de la costa de Corea del Norte con el fin de monitorear los movimientos militares de ese país, incluyendo el posible lanzamiento de nuevos misiles, según un funcionario del Departamento de Defensa.

El único movimiento dado a conocer este lunes por Corea del Norte fue el relacionado con la designación de Pak Pong-ju como primer ministro del país.

Se trata de un reformista y tecnócrata de carrera, experto en economía que ya había ocupado el cargo de primer ministro entre 2003 y 2007, informó la agencia estatal KCNA.

Su designación fue vista por algunos analistas como un intento por consolidar aún más el control de la familia gobernante sobre el poder, pese a que en 2007 fue removido del cargo que nuevamente ostenta por no lograr implementar reformas económicas.

Corea del Norte sostiene que la región está al borde de una guerra nuclear a raíz de las sanciones que Naciones Unidas impuso por su prueba nuclear y por una serie de ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur.

Desde entonces el gobierno de Pyongyang ha lanzado diversas amenazas que han ido desde una prueba de misiles, en febrero pasado, hasta la advertencia de usar armas nucleares, pasando por la renuncia al armisticio de 60 años con Corea del Sur que puso fin a la guerra.

Comentar este artículo