Prepara la Iglesia católica plan de adoctrinamiento

MÉXICO, D.F. (apro).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) elaborará un proyecto de evangelización y catequesis para combatir “el secularismo” en México, uno de los problemas –subraya– más graves a los que se enfrenta la Iglesia católica del país, durante la asamblea plenaria que realizará esta semana en Lago de Guadalupe, Estado de México.

Francisco Robles Ortega, presidente de la CEM, advirtió:

“Uno de nuestros principales desafíos es combatir el actual clima de secularismo, que consiste en que el hombre ya no tiene necesidad de Dios ni cree en la trascendencia. Esto tiene repercusiones sociales y morales”.

En rueda de prensa, Robles Ortega agregó que el secularismo les plantea a los obispos el “problema de cómo evangelizar y cómo catequizar en los tiempos modernos”. Y eso es justamente lo que van a tratar en su 95 asamblea plenaria, que comenzó hoy lunes y terminará el próximo viernes 12.

Durante esa reunión, que se realiza en la sede de la CEM, en Lago de Guadalupe, Estado de México, los obispos elaborarán su programa de acción para el próximo trienio, en el que darán énfasis al combate al secularismo.

Robles Ortega también señaló que el Episcopado Mexicano está trabajando en sintonía con el Papa Francisco, quien le está dando énfasis a una postura eclesiástica a favor de los pobres.

“Al igual que el Papa Francisco, nosotros tenemos un compromiso con los pobres, a quienes debemos atender de manera especial y preferente”, dijo.

También resaltó el hecho de que el argentino Jorge Mario Bergoglio es de Latinoamérica, región donde la pobreza está muy acentuada y, por consiguiente, la Iglesia más comprometida a trabajar a favor de los marginados.

Por su parte, Javier Navarro, vicepresidente del Episcopado, reprobó el clima de violencia que padece el país, señalando que hay regiones donde existen “poderes alternos” que ya sustituyeron a los gobiernos legalmente constituidos.

El también obispo de Zamora se refirió particularmente a Michoacán, por ser la región que más conoce:

“En el Distrito Federal se está dando una campaña de despistolización, pero en Michoacán las cosas son al revés; hay una pistolización y una creciente violencia”, acusó.

Mientras que Eugenio Lira, secretario general del Episcopado, manifestó su preocupación por la violencia que pudieran traer los movimientos de maestros en Oaxaca y Guerrero.

“Para evitar consecuencias lamentables, deben crearse espacios para el diálogo. Y los maestros deben manifestar sus exigencias, pero siempre con apego a la ley y respetando los derechos de terceros”, aconsejó.

Comentar este artículo