Ataque en Boston fue perpetrado con explosivos caseros: FBI

Analizan materiales que fueron utilizados en el atentado. Foto: AP
Analizan materiales que fueron utilizados en el atentado.
Foto: AP

MÉXICO, D.F. (apro).- El ataque “terrorista” que dejó tres muertos y 176 heridos en la línea de meta del Maratón de Boston, fue perpetrado con explosivos de manufactura casera elaborados con ollas de presión de seis litros ocultas en bolsas de lona dejadas en el suelo, confirmaron el FBI y el Departamento de Justicia de Boston.

El agente especial asignado al caso, Richard Deslauriers, comentó en rueda de prensa que las ollas contenían clavos, tuercas y piezas metálicas y que especialistas reconstruirán los aparatos que fueron utilizados para la explosión.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, dijo que contrario a reportes iniciales, no se hallaron bombas sin estallar.

El comunicado del FBI donde detallan los materiales de las bombas. Foto: FBI

La noche del martes, agentes del FBI allanaron una casa en el suburbio de Revere sin que dieran detalles del operativo, aunque medios locales reportaron que los investigadores salieron de un edificio allí con bolsas de papel, bolsas plásticas de basura y un bolso de lona.

Las autoridades y el presidente de Estados Unidos pidieron a los ciudadanos enviar fotos y videos que hayan tomado en los momentos previos y posteriores a las explosiones, a fin de dar con los responsables del atentado que hasta ahora nadie se ha atribuido.

Incluso, los talibanes paquistaníes afirmaron que no están implicados en los atentados de Boston que dejaron tres muertos hasta el momento, entre ellos un niño de ocho años, y 176 heridos.

“No sabemos quién perpetró el ataque y cuál era su propósito”, dijo en conversación telefónica con la agencia DPA el portavoz del grupo Tehrik-e-Taliban (TTP) Ehsanullah Ehsan.

En otra entrevista con la agencia AFP, abundó:

“No daremos una respuesta formal hasta que los autores emitan algún comunicado. Somos partidarios de atacar a Estados Unidos y a sus aliados pero no estamos implicados en este atentado.

“No tenemos ninguna conexión con este atentado pero continuaremos atacándoles donde sea posible”, afirmó Ehsan.

Este grupo radical asumió la responsabilidad de un intento de ataque con coche-bomba en la plaza Times Square de Nueva York en 2010 y había amenazado con perpetrar ataques dentro de Estados Unidos.

Richard Barrett, excoordinador de la ONU para un equipo de monitoreo del Talibán y Al-Qaeda quien también ha trabajado para la inteligencia británica, dijo que el tamaño relativamente pequeño de los artefactos explosivos y el momento en que estallaron, parecen indicar que se trató de atacantes internos y no de un grupo extranjero.

“Ocurrió en el Día de los Patriotas –que es además el día en que se vence el plazo para las declaraciones de impuestos– y Boston es una ciudad muy simbólica”, dijo Barrett, actual director en la Academia Internacional de Estudios de Seguridad en Qatar.

EU refuerza seguridad

La línea de llegada del maratón más antiguo del mundo –se realiza desde hace 117 años– permaneció acordonada este martes y bajo un estricto operativo de seguridad en la calle principal. Se ordenó el cierre de una estación del metro y se implementó un operativo de control de bolsos de pasajeros en trenes y autobuses.

Tanquetas de la Guardia Nacional de EU y vehículos militares multifunción (Humvee) custodiaron una amplia zona urbana de Boston en torno al lugar donde el lunes fueron cometidos los atentados durante la maratón de la ciudad.

Agentes armados y uniformados patrullan la zona pertrechados con chalecos antibala y casco.

Según la policía, la seguridad reforzada se mantendrá varios días, mientras diversos puntos turísticos permanecieron cerrados y eventos deportivos como el partido de basquetbol de los Boston Celtics contra los Pacers de Indiana fueron cancelados.

La seguridad fue redoblada en todo el país para detectar posibles atentados. La policía monitorea monumentos, edificios gubernamentales, instalaciones de tránsito y eventos deportivos.

En Nueva York, el aeropuerto de La Guardia fue evacuado por la presencia de un paquete sospechoso en un área comercial de la terminal.

Además, edificios emblemáticos como el Empire State han sido revisados pese a que no existe alguna amenaza específica.

En Washington el alcalde Vincent Gray, dijo que no ha habido amenazas de ataques en la capital estadunidense, por lo que no consideró necesario cancelar los desfiles por la avenida Pensilvania en conmemoración de los 150 años de la emancipación de los esclavos.

Las autoridades anunciaron que brindarán atención psicológica en las escuelas y a los corredores que la necesiten después de los atentados.

De las tres personas fallecidas, la que causó mayor conmoción fue la de Martin Richard, de ocho años, quien murió en las explosiones mientras aguardaba para ver cómo cruzaba la meta su padre.

Su hermana de seis años perdió una pierna en los ataques y su madre también resultó gravemente herida, informaron familiares. El padre, quien participó en la carrera, salió ileso.

A 10 heridos se les tuvo que practicar una amputación. Incluso algunos tuvieron que ser amputados en el lugar.

Comentar este artículo