Los secretos del “Blog del narco”

El libro del Blog del Narco.
El libro del Blog del Narco.

Escribir de la lucha contra el narco y hacerlo con toda la crudeza que el tema requiere –sin censura, sin omitir los detalles más escabrosos– no es fácil. Quien lo hace concita odios de los sicarios y hasta de las autoridades. En esos casos las amenazas de muerte deben ser tomadas en serio. Y “las amenazas más constantes vinieron de Calderón”, afirma a Proceso quien se presenta como autora del Blog del Narco, sitio de Internet dedicado precisamente a eso, a narrar e ilustrar el infierno de la violencia asociada a la guerra de las drogas en México. Desde la clandestinidad Lucy defiende su trabajo, habla de sus miedos, se desmarca de cualquier mafia y sentencia: Hasta con los cárteles hay que ser objetivos.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Poco después del mediodía del 13 de abril de 2010 un grupo armado secuestró a Clara Elena Laborín Archuleta afuera de una de sus casas en Hermosillo, Sonora. La vivienda, aún en construcción, se localizaba a pocos metros del cuartel general de la policía estatal.

La mujer se hallaba con sus dos hijas pequeñas cuando “varios hombres llegaron en camionetas lujosas y se la llevaron. De nada le sirvió estar escoltada por tres hombres armados que, se dijo, pertenecían a una corporación policiaca. Sin embargo, de ellos ya no se supo nada”, relató el Blog del narco.

El secuestro de Clara Elena Laborín no era como cualquier otro: Ella era esposa de Héctor Beltrán Leyva, El H, líder del cártel de los Beltrán Leyva.

El siguiente 26 de abril la liberaron: la dejaron tirada en la banqueta a un costado de la Universidad de Sonora. “Atada de pies y manos, la mitad de su rostro estaba cubierto por una venda, vestida con ropa deportiva de color negro y visiblemente afectada”. Junto a ella, una cartulina con un mensaje:

“Pero los responsables de los hechos querían que el mensaje fuera claro para Beltrán Leyva. Fue así que antes de liberar a la señora hicieron que posara junto a otro narcomensaje y tomaron una fotografía que llegó al Blog del narco”.

El mensaje decía: “Nosotros te vamos a enseñar a ser hombre y respetar a las familias… Asesino de niños Héctor Beltrán Leyva aquí está tu esposa por quien no quisiste responder. Te la entregamos viva y sana para que aprendas que para nosotros la familia es sagrada, poco hombre culero”.

Así a través del Blog del narco –sitio en Internet que difunde imágenes e historias de la violencia derivada de la guerra de las drogas en México– un cártel del narcotráfico le envió un mensaje a otro.

–¿Es válido convertirse en un foro de mensajes cruzados entre cárteles o en un replicador o en correa de transmisión de lo que los narcotraficantes quieren difundir? –se le pregunta a la mujer que se presenta como responsable de manejar el Blog del Narco y que para mantener el anonimato utiliza el seudónimo Lucy.

–Te voy a contestar con otra pregunta: ¿Es válido que los medios de comunicación también intercambien este tipo de mensajes de los políticos? A mí no me pagan, a ellos sí. A ellos les paga un político para denunciar y contraatacar a otro y decirle que es un estúpido. ¿Entonces es ético que los partidos políticos paguen a los periódicos y a las radiodifusoras para poner mil spots que digan: “No voten por ese político porque es ratero”? Eso es inmoral. Los medios de comunicación tradicionales están recibiendo dinero cuando se supone que tienen la obligación de informar con objetividad.

Lucy defiende el tipo de información que difunde el Blog del Narco. Son “situaciones reales que están sucediendo”, afirma. Además “hay que ser objetivos”, es decir publicar sin distingos tanto lo que dice un cártel como lo que dice otro.

–¿Si usted publica una narcomanta de un cártel, tiene que publicar las de todos?

–Exactamente. Hay que ser objetivos. O sea, también con los narcos hay que ser objetivos.

Lucy salió a la luz pública el jueves 4 de abril cuando el diario británico The Guardian reveló que el Blog del narco es manejado desde el anonimato por una joven mujer mexicana, quien es la autora del libro Morir por la verdad: Encubiertos dentro de la violenta guerra contra las drogas en México, publicado en inglés y español por la editorial estadunidense Feral House y que empezó a circular el martes 16.

“¿Quién soy yo? Soy veinteañera, vivo en el norte de México, soy periodista, soy mujer, soltera, no tengo hijos y amo a México”, dijo quien en la entrevista con The Guardian también utilizó el sobrenombre Lucy.

“No creo que la gente se hubiera imaginado que una mujer hace esto (…) Es un duro golpe para el machismo mexicano y para la idea de que las mujeres son débiles, más delicadas”, añadió.

The Guardian señaló que el Blog del Narco se ha convertido en una “sensación en internet” que pone a sus lectores “en primera fila” de la guerra contra las drogas que se libra en México. Sostuvo que es lectura obligada para autoridades, cárteles y ciudadanos comunes pues “pone al descubierto, día tras día, la terrible violencia que es censurada por los principales medios de comunicación”.

El diario también afirmó que la administración del blog “podría costar la vida” a Lucy y a un analista de sistemas que le ayuda en la parte técnica. Refiere que ambos “viven diariamente con temor de represalias tanto de los cárteles de las drogas como de las fuerzas gubernamentales”, por lo que están en la clandestinidad. “Nos mudamos de vivienda cada mes. Hemos estado en sótanos. Es muy difícil. Escondemos nuestro equipo en lugares diferentes. Si las autoridades se acercan, huimos”, dijo la bloguera al Guardian.

(Fragmento del reportaje de Proceso 1904, ya en circulación)

Comentar este artículo