Mireya Cueto, inolvidable

La titiritera, escritora y dramaturga Mireya Cueto. Foto: Especial
La titiritera, escritora y dramaturga Mireya Cueto.
Foto: Especial

MÉXICO D.F. (apro).- Como lo reconoció José Solé en febrero del año pasado, cuando Mireya Cueto (Ciudad de México, 3 de febrero, 1922) recibió la Medalla Bellas Artes en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque, en ella se reunió todo el quehacer del oficio titiritero: construcción de títeres y teatrinos, escribía sus obras, las actuaba y dirigía, las promovía, vendía y viaja con ellas por el mundo.

Lamentablemente, esta vida dedicada a los títeres como escritora, dramaturga y realizadora de obras de teatro llegó a su fin el viernes 26 de abril, a causa de un derrame cerebral.

“Ya no está entre nosotros… Pienso que tal vez continúa su viaje en el universo paralelo del juego del que tanto nos hablaba. Mireya nos deja motivos de sobra para voltear a ver su vida y celebrarla”, comentó Susana Ríos Szalay, amiga de Mireya Cueto y Coordinadora Nacional de Desarrollo Cultural Infantil, Alas y Raíces del Conaculta.

Y es que la vida de la maestra Cueto no podía haber trascurrido de otra forma, prácticamente llevaba en los genes el arte de los títeres. Hija de los también titiriteros Germán y Lola Cueto, Mireya se dedicó desde hace más de siete décadas a la investigación, producción y dirección de teatro de títeres.

Fue a la edad de 15 años cuando elaboró su primer títere para la Secretaría de Educación Pública, cuando participaba con sus padres en el grupo de teatro guiñol El Nahual.

Hugo Hiriart recuerda Mireya como una generosa titiritera que luchó porque el teatro de títeres sea respetado en todas partes:

“Fue una de las más destacadas representantes de esta expresión artística de México en el mundo.”

La maestra Cueto estudió Historia Moderna y Contemporánea en la UNAM. En 1958 realizó cuatro programas para la televisión mexicana sobre la historia de los títeres. En 1965 cursó estudios intensivos de arte para niños en la Protestant School Board de Montreal, Canadá.

Fundó la compañía de teatro de títeres y actores Tinglado; realizó guiones para programas infantiles de radio y televisión entre 1971 y 1974; fue miembro de UNIMA; Premio Rosete Aranda del Museo Nacional del Títere en Tlaxcala y también fue distinguida con la medalla Mi vida en el teatro del Centro Mexicano ITI/UNESCO/UNIMA.

Realizó las versiones radiofónicas de El Quijote para Radio Educación y El Periquillo Sarniento para la Dirección General de Radio y Televisión (RTC), de la Secretaría de Gobernación, y en 1976 dirigió el proyecto para la formación de grupos de teatro de títeres para campesinos en la Secretaría de la Reforma Agraria.

En 1978 obtuvo el Premio Nacional de Literatura Infantil Juan de la Cabada del INBA y el Gobierno del Estado de Campeche. En 1992 estrenó, la obra San Juan de la Cruz, poeta místico (teatro de sombras), presentada también en el Festival Internacional de Títeres de Bilbao en 1994.

Con una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) realizó, en el mismo formato, el mito griego de Perséfone, que estrenó en el Festival Cultural San Ángel en 1995. A finales de 1998 participó con su grupo de teatro Espiral en los homenajes a Silvestre Revueltas con la presentación de la obra para guiñol El renacuajo paseador, con la Orquesta Sinfónica Nacional, en el Palacio de Bellas Artes.

Desde 2001 Alas y Raíces a los Niños creó el Festival Nacional de Títeres Mireya Cueto como un homenaje a la incansable promotora de este arte dedicado fundamentalmente al público infantil.

Descanse en paz Mireya Cueto.

Comentar este artículo