Capturan en Sonora a suegro y cuñado de “El Chapo” Guzmán

Una imagen tomada del video que presentó la Segob sobre la detención de Inés Coronel Barrera. Foto: Especial
Una imagen tomada del video que presentó la Segob sobre la detención de Inés Coronel Barrera.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (apro).- Inés Coronel Barrera, de 45 años, e Inés Omar Coronel Aispuro, suegro y cuñado de Joaquín El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, fueron capturados este martes 30 en Agua Prieta, Sonora, acusados de delitos contra la salud, en la modalidad de producción, almacenamiento y trasiego de mariguana.

El subsecretario de Normatividad y Medios de la Segob, Eduardo Sánchez Hernández, dio a conocer que la investigación sobre Coronel Barrera, padre de Emma, tercera esposa de Guzmán Loera –mujer que el pasado 27 de septiembre dio a luz a unas gemelas en el hospital Antelope Valley en Lancaster, Estados Unidos–, fue iniciada a finales de enero de este año.

De acuerdo con el funcionario, Coronel Barrera se dedicaba a la producción de mariguana en la Sierra de Durango, así como de coordinar su trasiego en los municipios sonorenses de San Luis Río Colorado, Cananea y Agua Prieta.

Coronel Barrera se encargaba continuamente de pasar droga hacia el estado de Arizona y que lo hacía preponderantemente por transporte terrestre.

Sánchez Hernández indicó que, al momento de su detención, Coronel Barrera no tenía orden de detención en México, sino que se le logró detener debido a que fue sorprendido en flagrancia, con armas largas, cartuchos y droga.

Su aprehensión se llevó a cabo a las 7:00 horas por efectivos de la Policía Federal (PF), en un operativo realizado en una bodega y una casa empleadas por el suegro de Guzmán Loera.

En ese sitio se detectaron dos vehículos empleados para el transporte de presuntos delincuentes, así como cargamentos de droga.

El avión de la PF en que fueron trasladados los detenidos arribó a la Ciudad de México a las 16:30 horas de este martes.

En la detención, que se realizó sin un solo disparo, además del padre de Emma Coronel y su hermano Inés Omar Coronel Aispuro, de 25 años, también fueron detenidos Juan Elías Ruiz Beltrán, de 25; José Heriberto Beltrán Cárdenas, de 23, y Reynaldo Ríos Morales, de 50 años.

Desde esta anoche todos ellos se encuentran a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Se les aseguraron dos vehículos, 32 paquetes que contenían presuntamente mariguana, con un peso de 255 kilos; además de cuatro armas largas, una corta, cargadores abastecidos y decenas de cartuchos útiles.

Los vehículos e inmuebles aún están en resguardo de personal militar en el estado de Sonora.

En la conferencia conjunta, además de Eduardo Sánchez Hernández, estuvieron presentes el subprocurador especializado en Investigación en Delitos Federales de la PGR, Cleominio Zoreda; el director de Comunicación Social de la Comisión Nacional de Seguridad, José Carlos Cervantes; el teniente coronel de Caballería de la Sedena, Tomás Amador Ramírez, y el capitán de Fragata Diplomado Estado Mayor de la Marina, Enrique Ponce de León.

Sin embargo, el subsecretario de Segob dijo desconocer si el gobierno mexicano compartió información con el de Estados Unidos para poder ubicar al suegro de Guzmán Loera, toda vez que desde enero fue incluido en la lista de narcotraficantes de ese país, así como si existe alguna petición de extradición, tomando en cuenta que es un hombre señalado por las autoridades estadunidenses.

La Secretaría de Gobernación eliminó la presentación física de los detenidos, sin embargo, al final de la conferencia, en un nuevo formato, dieron a conocer fotografías y videos sobre la detención de Inés Coronel Barrera, con el fin de que los ciudadanos reconozcan “al delincuente” y denuncien otros delitos cometidos por el suegro de El Chapo.

El subsecretario de Normatividad y Medios de la Segob, Eduardo Sánchez Hernández, dijo que “de acuerdo con información de inteligencia Inés Coronel Barrera está identificado como padre de Emma Coronel Aispuro, esposa de Joaquín Guzmán Loera, con quien se casó en 2007 en la localidad de La Angostura, municipio de Canelas, Durango”.

En su edición 1609, del 2 de septiembre de 2007, Proceso publicó un reportaje titulado “Boda en Durango… Y el capo mayor se casó con Emma I”.

Ahí se dio cuenta de la peculiar historia de amor entre Emma y El Chapo Guzmán, que llenó de orgullo al padre de la novia y a su madre: Inés Coronel Barrera y Estela Aispuro Aispuro, respectivamente, ambos del poblado La Angostura.

En su parte pública, la peculiar historia de amor comenzó el 20 de noviembre de 2006: ese día, el ayuntamiento convocó a todas las jovencitas al concurso para elegir a la reina de la Gran Feria del Café y la Guayaba 2007.

Una de las postulaciones provocó sorpresa: Emma, una muchacha del lejano caserío de La Angostura, competiría con Baudelia Ayala Coronel, de El Ranchito; Rosa Sandoval Avitia, de la cabecera; Alma Díaz Rodríguez, de Zapotes, y Nancy Hererra Vizcarra, de Mesa de Guadalupe.

A partir de entonces, las cinco candidatas organizaron actividades para ganar simpatizantes. Emma invitó a cuanta gente pudo al gran baile que haría el 6 de enero de 2007. Sobre este acontecimiento, el periódico local El Correo de la Montaña dijo que le dio a Emma una “morbo popularidad”, una fama basada en las expectativas de que El Chapo asistiera. Ya corrían rumores –que luego resultaron ser noticias– sobre la boda.

Llegó el Día de Reyes. A las once de la mañana unas 200 motonetas con asientos para dos personas llegaron a Canelas. A bordo de ellas iban hombres con vestimenta y pasamontañas negros, con metralletas colgadas del hombro y pistolas de grueso calibre en los cinturones. Poco a poco se distribuyeron en las diez entradas del pueblo, incluyendo las de herradura (a caballo). Se apostaron en todas las calles.

Luego arribaron a la pista de aterrizaje, en avionetas de cinco plazas, los integrantes del grupo musical Los Canelos de Durango, con la misión de amenizar el baile. Pero también iban armados: presumían sus pistolas con cachas de oro. Horas más tarde, a las 16:30, llegaron seis avionetas de ala fija. El Chapo bajó de una de ellas.

Vestía pantalón de mezclilla, chamarra, cachucha y tenis de piel negra. Éstos tenían una raya blanca. Como si fuera parte de su vestuario, en el pecho llevaba cruzado un fusil de asalto AK-47 cuerno de chivo y en la cintura una pistola que hacía juego con la ropa.

Después de él bajó de la misma aeronave su brazo derecho, Nacho Coronel, originario de Canelas.

Enseguida se desplegó el resto del cuerpo de seguridad del narcotraficante al que se supone el más buscado. De otras tres avionetas bajaron hombres vestidos con uniforme verde, semejante al de los militares; portaban chalecos y radios fijos en el pecho. El operativo fue más ostentoso que el implantado en las giras presidenciales.

En las otras dos avionetas iba el armamento: granadas, cuernos de chivo, metralletas y pistolas. También incontables cajas de whisky.
Dos helicópteros comenzaron a sobrevolar la zona; el operativo estaba completo. En la plaza central, Los Canelos abrieron el baile con Cruzando cerros y arroyos, canción con la que El Chapo enamoró a Emma:

Cruzando cerros y arroyos /he venido para verte…

Y en otra estrofa:

Eres flor, eres hermosa, /eres perfumada rosa /que ha nacido para mí. /Acerca tu pecho al mío /y abrázame, que hace frío, /y así seré más feliz.

La orgullosa joven de La Angostura paseaba por la plaza mezclándose con la gente y debidamente cuidada. Los hombres de su galán le abrían paso cuando éste quería bailar. La pareja, como dice su canción, se veía feliz.

Con tanta vigilancia la fiesta debía ser un éxito. De pronto, en un extremo de la plaza, un hombre disparó un balazo, pero los guardias de El Chapo nomás lo aplacaron. Ningún altercado, era la consigna. Al ingenuo que intentó tomar una foto le quitaron la cámara. Después sólo se oyó la música y la algarabía normal de un gran baile de pueblo.

Ahí estaban, por supuesto, los padres de Emma: Blanca Estela Aispuro Aispuro e Inés Coronel Barrera. En La Angostura, Inés se dedica oficialmente a la ganadería, aunque quienes lo conocen saben que realmente su fuerte es la siembra de mariguana y amapola.

Emma anunció ese día su matrimonio y, durante el bailongo, Coronel Barrera no disimuló su alegría por emparentar con un jefe tan poderoso.

Había pocas pero notorias personas. Algunos asistentes dicen haber reconocido al exsubprocurador de Justicia de Sinaloa, Alfredo Higuera Bernal, y al alcalde de Canelas, Francisco Cárdenas Gamboa, de extracción panista, quien concluyó su encargo el 31 de agosto y cuya presencia generó dos versiones: que fue forzado a asistir, o bien, que es un integrante más de la organización de El Chapo.

 

Comentar este artículo