El cineasta enmascarado del Festival Riviera Maya

El director misterioso, que se hace llamar Makinov. Foto: Tomada de la película
El director misterioso, que se hace llamar Makinov.
Foto: Tomada de la película

Un realizador enmascarado rompió la monotonía del deslucido segundo festejo fílmico Riviera Maya en Quintana Roo al presentarse su película Juego de niños. El director misterioso, que se hace llamar Makinov, filmó su cinta en Holbox, producida por Canana y Videocine… En ella participaron pequeños que residen en la isla. La trama involucra a unos niños sanguinarios que asesinan a los adultos…

PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo (Proceso).- Un director de cine enmascarado, quien desea permanecer en el anonimato, filmó hace año y medio en la isla Holbox de este estado la película de suspenso y terror Juego de niños, donde participaron los residentes de este lugar y una de las niñas del controvertido video Niños incómodos.

El cineasta se hace llamar Makinov y se cree que nació en Bielorrusia.

Por supuesto, Makinov no acudió a la presentación del filme, basado en la novela homónima de Juan José Plans, durante la segunda edición del Riviera Maya Film Festival (RMFF) que se lleva a cabo del 21 al 27 de este mes en varias sedes de Quintana Roo; sin embargo, el protagonista de la historia, el estadunidense Ebon Moss-Bachrach, sí asistió.

La proyección fue en la misma isla Holbox (“hoyo negro” en maya) el pasado 22 de abril. Los niños que intervinieron en la película acudieron para verla por segunda ocasión. El proyecto fílmico fue producido por el mismo Makinov junto con Canana y Videocine.

Ya existe una versión cinematográfica de esta novela. El español Narciso Ibáñez Serrador la rodó hacia 1976 bajo el título ¿Quién puede matar a un niño? y fue un éxito de taquilla en su país.

Ahora la historia se ubica en México, donde Beth y Francis son pareja, esperan un bebé. Con la intención de pasar unos días románticos, van de vacaciones a la costa mexicana; pero los decepciona el bullicio que encuentran por el carnaval y deciden alquilar un barco para viajar a una pequeña isla habitada por unos extraños y sanguinarios niños, que han asesinado a todos los adultos.

En la cinta actúan también la estadunidense Vinessa Shaw y el mexicano Daniel Giménez Cacho.

Y aunque la prensa fue invitada a la exhibición, se le negó la entrada. Al final sólo un número reducido de periodistas pudo acceder al cine El Farito, entre ellos Proceso, cuya reportera detectó que los niños se hallaban fascinados; algunos decían que la cinta no asusta e incluso una pequeña aseguraba que el estadunidense fue quien dirigió… En entrevista, el mismo actor Moss-Bachrach aclara que a sus hijas no las dejaría ver Juego de niños:

“No es un filme para los infantes, definitivamente. Creo que está bien que hayan trabajado en la trama y… nada más.”

–Hay mucha sangre y asesinatos, incluso descuartizados… ¿Qué opina de que se haya invitado a los niños a trabajar?

–Fuimos muy cuidadosos con la manera de laborar con los pequeños. Todo se hizo como si fuera un gran juego y fue grandioso que pudieran colaborar.

Al actor lo invitaron para trabajar en Juego de niños. Según él, aceptó por filmar en “un sitio nuevo” y en un idioma que no conoce.

–¿Le gusta este género?

–No.

–¿Por qué aceptó entonces trabajar en la película?

–Por la nueva experiencia y porque era algo que no estaba seguro que pudiera realizar. Fue un reto.

–¿Qué opina de que el director no revele su rostro ni su nombre?

–Cada quién puede hacer lo que quiera, y más en su trabajo.

–Los niños dicen que usted dirigió, ¿es verdad?

–¡No, no! Me gusta mucho el director y respeto a una persona que está tan comprometida con su manera de vivir. Juego de niños es totalmente suya.

A decir de Canana, Makinov se fue a las montañas a escribir el guión y daba las instrucciones por Skype o llamadas desde Bielorrusia y así fue durante tres semanas y media. Makinov ha elaborado su manifiesto para justificar su máscara. Habla frente a una cámara de video, el cual se puede ver en YouTube. Primero se observa que destruye un celular, luego aparece a cuadro en el bosque con una capucha roja que le cubre toda la cabeza, sólo se le ven los ojos y dice:

“Saludos desde la oscuridad del bosque. Quiero hablar de mis ideas. Durante un tiempo he estado desgarrado y asqueado de ver la estúpida vida moderna. Crecemos confundidos de lo que realmente importa, por eso me dedico a crear este horror de historias… El cine nos debe enseñar sobre el dolor para recordarnos que la vida es limitada y que vamos a morir… Creo en el misterio del espíritu. Acudo al bosque y me pongo mi máscara porque a través del anonimato puedo hacer todo lo que quiero… Yo creo en mi máscara.”

Juego de niños se estrenará en agosto próximo en México.

Comentar este artículo