Incorporan a mandos militares a la policía en Michoacán

MÉXICO, D.F. (apro).- Con el propósito de reestablecer la paz en el estado de Michoacán, el nuevo jefe de Seguridad Pública, el general brigadier Alberto Reyes Vaca comenzó a armar su equipo de trabajo, con la incorporaciones de tres mandos prevenientes de las fuerzas armadas.

El coronel de Infantería, José Luis Castro Herrera fue nombrado subsecretario de Seguridad Pública; el también coronel de infantería Samuel Narez Hernández encabezará la Subsecretaría de Prevención y Reinserción Social, y el teniente coronel de Infantería, Eduardo Navarrete Montes, estará a cargo de la dirección de Policía Territorial y de Caminos.

Castro Herrera estará a cargo de todos los cuerpos policiacos de la SSP, entre ellos, el Grupo de Operaciones Especiales, Policía Montada, Policía Estatal Preventiva y Policía de Tránsito y Narez Hernández estará al mando de la administración y atención de los centros penitenciarios del Estado.

Al presentar a los nuevos funcionarios, en el cuartel Valladolid, Reyes Vaca convocó a toda la fuerza pública estatal a trabajar con legalidad y empeño.

“Es cierto que soy un soldado, pero ahora seré uno más de ustedes. Quiero que me acepten; seré el mejor policía junto a ustedes”, expresó el general brigadier, experto en tácticas contra el crimen organizado y escuadrones aeromóviles.

La designación de los nuevos colaboradores del titular de Seguridad Pública estuvo precedida de la liberación de los cinco policías que estudiantes normalistas mantenían cautivos desde hace 11 días.

Los cinco uniformados, que permanecieron retenidos en una casa ubicada en el municipio de en Turícuaro, fueron liberados cerca de las 20:00 horas del pasado jueves 16. Tras su liberación, los policías fueron valorados por un médico y posteriormente trasladados a la capital del estado.

Los normalistas accedieron en una mesa de trabajo que se extendió hasta la media noche y que estuvo presidida por el subsecretario de Gobierno de la Segob, Luis Enrique Miranda Nava; el gobernador de Michoacán Reyna García; Jesús Sierra Arias, secretario de Educación del estado y Julio Hernández Granados, coordinador general de Comunicación Social.

La liberación estuvo condicionada a poner sobre la mesa el punto de la entrega de más de mil 200 plazas automáticas para los egresados.

Sin embargo, el gobernador interino Jesús Reyna García anticipó que los procesos legales contra los responsables de los secuestros de autobuses y camiones de carga y la retención de los policías continuarán como lo marca la ley.

El funcionario hizo también un nuevo llamado a los normalistas para que liberen los a la brevedad las 64 unidades de reparto de distintas empresas que aún se encuentran retenidas.

Sin embargo, los estudiantes ratificaron su negativa a liberar los vehículos. A través de sus voceros, señalaron que las unidades serán entregadas hasta que la autoridad garantice la entrega de las más de mil 200 plazas automáticas que solicitan.

Por la retención de estas unidades, la mayoría de las cuales se encuentran en la comunidad de Tarícuaro, municipio de Nahuatzen, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) registra a la fecha 30 denuncias penales contra de los normalistas por los delitos de despojo y robo contra quien resulte responsable.

Reaparece Vallejo

El gobernador con licencia Fausto Vallejo reapareció con una entrevista en la que ligó a los estudiantes normalistas con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y negó que Michoacán sea o se encuentre en riesgo de convertirse en un Estado fallido, como lo manifestó el presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Fidel Calderón Torreblanca, el pasado lunes 13.

En declaraciones al diario 24 Horas, el funcionario dijo: “Se presume que hay gente del Ejército Zapatista de Liberación Nacional en la meseta purépecha y en las propias normales, inclusive algunas personas extrañas al propio estado, en estos poblados”.

Añadió:

“Los grupos delincuenciales tenemos muy claro que son eso, delincuentes, pero sabemos que lo del EZLN tiene otros intereses en lo político y en lo social”.

Señaló que pese a los llamados que ha hecho el gobierno estatal para evitar una confrontación mayor, los normalistas “no han entendido, no han aceptado”.

No obstante, manifestó su confianza de que el gobernador en funciones, Jesús Reyna, pueda resolver ese problema, “ya que van muy avanzadas las pláticas con ellos”.

Respecto de los grupos delincuenciales, subrayó que deben ser combatidos.

“Ahí no hay vuelta de hoja. Yo celebro las declaraciones del secretario de Gobernación (Miguel Ángel Osorio Chong) en que se va a reforzar la seguridad. Se establece el mando único que se había solicitado”.

Según Vallejo, él ha recibido “varias” amenazas de muerte de los cárteles del narcotráfico: “Usted sabe que la delincuencia no tiene palabra, usted sabe que son mensajes directos e indirectos los que nos mandan”, dijo.

Comentar este artículo