La lengua letal de “Jennifer”, el omnipresente testigo protegido

Roberto López Najera, "Jennifer", testigo protegido de la PGR. Foto: Especial
Roberto López Najera, "Jennifer", testigo protegido de la PGR.
Foto: Especial

Sus dichos llevaron a la cárcel durante meses o años a varios policías o militares que le incomodaban al sistema; tras largos juicios, ellos recuperaron finalmente la libertad cuando se descubrió que los testimonios en su contra eran falsos. Se trata de Roberto López Nájera, conocido como el testigo protegido Jennifer.

MÉXICO, D.F. (Proceso).- A sus 34 años Roberto López Nájera es experto en juegos de intriga. Logró convertirse en el testigo colaborador estrella de la Procuraduría General de la República (PGR) y al mismo tiempo en informante confidencial de la Administración Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Con ese perfil, durante los últimos cinco años López Nájera ha sido usado por la PGR y la DEA para crear casos criminales que al final tienen poco éxito o son un desastre. Y goza de inmunidad en ambos lados de la frontera.

Con el nombre clave de Jennifer, en 2008 López Nájera fue pieza clave en la Operación Limpieza del sexenio de Felipe Calderón. En 2012 fue usado para armar el expediente contra cuatro generales.

La lista de víctimas de López Nájera en México incluye al excomisionado de la Policía Federal (PF) Javier Herrera Valles, quien documentó las irregularidades de la gestión de Genaro García Luna como secretario de Seguridad Pública; Noé Ramírez Mandujano, el subprocurador que junto con su equipo investigaba a exmilitares que trabajaban para la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) y presuntamente estaban al servicio del Cártel de Sinaloa, y al general Tomás Ángeles Dauahare, exsubsecretario de la Defensa.

Todos ellos fueron absueltos al demostrarse su inocencia luego de estar presos años o meses por los falsos testimonios de Jennifer.

Pero eso a López Nájera no le preocupa. Además de impunidad Jennifer ha recibido un pago mensual de la PGR, que costea la renta del lugar donde vive y el salario de sus escoltas. Y para su buena suerte también está en la nómina de testigos de la DEA, con la que participa en operaciones encubiertas.

Según los expedientes de la PGR, desde 2008 López Nájera se halla en Estados Unidos. Fuentes consultadas por este semanario apuntan a que está en Miami bajo protección de la DEA. En México, mientras tanto, la PGR dice haber iniciado una investigación sobre sus falsos testimonios.

(Fragmento del reportaje que se publica en Proceso 1907, ya en circulación)

 

Comentar este artículo