Iban por su familia y plagian a otra, denuncia administrador de Valor por Tamaulipas

(Archivo) Una amenaza contra el administrador de la página Valor por Tamaulipas en Facebook. Foto: Especial
(Archivo) Una amenaza contra el administrador de la página Valor por Tamaulipas en Facebook.
Foto: Especial

CIUDAD VICTORIA, Tamps. (proceso.com.mx).- El administrador de la página Valor por Tamaulipas responsabilizó hoy a un funcionario del gobierno del estado por la muerte de una persona cuyos parientes fueron secuestrados por el crimen organizado, a los cuales un grupo delincuencial confundió con miembros de su familia.

El administrador de la página subió un video en el que presuntos criminales interrogan a un hombre y una mujer, quienes exigen que se cierre la página.

La pareja le solicita al administrador que se “acerque” con los delincuentes y reiteran que cierre esa página por “el gran daño que está haciendo a la sociedad”. También que “dé la cara”.

A continuación el texto que se escribió en Valor por Tamaulipas alrededor de las 16:30 horas.

“Espero estas personas sean liberadas de inmediato de lo contrario recalco el Gobierno del Estado y el Lic. Jair que trabaja con impunidad para el Cartel de los Zetas en Cd. Victoria serán responsables por cualquier daño que sufran en su integridad estas dos personas y cualquier daño futuro a la familia.

Este error le ha costado la vida a una persona de 35 años por un paro cardiaco derivado de la situación presionante a la que ha estado sometida la familia.

Yo soy culpable de no haberme rendido ante el crimen organizado, pero la responsabilidad de la muerte de esta persona por el paro cardiaco la comparto con el Gobierno del Estado y el Crimen Organizado, uno por la colusión con los carteles y el otro por hacer daño de forma indiscriminada sin tener certeza de que esta fuera mi familia.

Después de esto ya no puedo, y menos ahora, dar marcha atrás”.

Semanas atrás un grupo del crimen organizado repartió un volante ofreciendo 600 mil pesos por la cabeza del administrador de la página. A pesar de las amenazas ninguna autoridad intervino.

 

Comentar este artículo