Con Peña, México está peor

El presidente Enrique Peña Nieto. Foto: Octavio Gómez/Proceso.
El presidente Enrique Peña Nieto.
Foto: Octavio Gómez/Proceso.

MEXICO, D.F. (apro).- Este sábado 1 de junio se cumplen seis meses de gobierno de Enrique Peña Nieto, casi 10% de su sexenio, y México está peor que cuando sustituyó a Felipe Calderón.

La carestía de los productos de primera necesidad está en auge.

El desempleo asciende.

La inseguridad y la violencia no ceden.

Y la confianza –de por sí escasa– se desmorona.

Los indicadores económicos –que fascinan a los tecnócratas– no dan lugar a los pretextos: Las actividades económicas del país van en retroceso sostenido.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó hace dos semanas, el viernes 17, que la economía de México creció sólo 0.8% durante el primer trimestre del año, el menor nivel después de la recesión económica de 2009, por lo cual se entró en fase de desaceleración.

Más aún: El avance del Producto Interno Bruto (PIB) en los primeros tres meses de este año –con Peña en el gobierno desde diciembre– está muy lejos de los obtenidos en el mismo periodo de los tres años anteriores: En 2010 la economía creció 4.4%, en 2011 se mantuvo en 4.3% y el año pasado subió a 4.9%.

Ese mismo día, y como consecuencia de la información del Inegi, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hizo un anuncio inquietante: Recortó el estimado de crecimiento de la economía para este año de 3.5 a 3.1% que, según la dependencia, es consecuencia de la desaceleración que registra la demanda externa desde la segunda mitad del año pasado.

Esto se traducirá no sólo en menor recaudación de impuestos, sino en el recorte de gastos del gobierno que, para empezar, tiene a su disposición los 27 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros.

Esta información del Inegi y de la SHCP se dio a conocer justo el día en que Gustavo Madero, presidente del Partido Acción Nacional (PAN), amagó con destituir a Ernesto Cordero como coordinador de los senadores, tema que dominó los principales titulares de los medios de comunicación.

Es preciso no perder de vista esta circunstancia porque se trata de uno de los logros del Pacto por México: Cooptar y diluir a la oposición del PAN y del PRD, con lo que pasa prácticamente desapercibida información incómoda a Peña y su gobierno.

Ya se sabe: Si no hay oposición, no hay contraste; sin opositores, hay vía libre para la manipulación y el ocultamiento.

Y si a eso se añade el control del grueso de los medios de comunicación, por la vía también de la cooptación o la represión, entonces el resultado es magnífico para quien está en el poder, en este caso Peña: Nada se sabe de lo verdaderamente importante para los mexicanos.

Por ejemplo, sobre otros indicadores sobre el deterioro económico de México y los mexicanos, como el relevante aumento de la inflación: En la primera quincena de mayo alcanzó una tasa anual de 4.72%, cifra muy alejada de la meta propuesta por el Banco de México, de 3%.

Como le consta a las amas de casa, las dos primeras semanas de mayo los productos que subieron fueron el chile serrano (13.05%), el jitomate (6.13%), pollo (2.07%), huevo (2.11%) y cerveza (1.15%), así como el gas LP, las gasolinas, los restaurantes y los precios de vivienda propia.

Siempre de acuerdo con el Inegi, el desempleo repuntó en abril al colocarse en una tasa anual de 5.04%, nivel superior al registrado el mismo mes del año pasado, cuando tuvo un crecimiento de 4.86. Esto significa que en ese mes sumaron 2.5 millones de mexicanos en busca de un trabajo.

Pero, además, la tasa de desocupación aumentó luego de dos meses de mantenerse debajo de 5%: En enero, el desempleo se elevó a su nivel más alto del año con una tasa de 5.42% anual; en febrero, bajó a 4.85; en marzo, 4.51%; mientras que en abril subió a 5.04%.

Más aún: Las condiciones del mercado laboral en el país se mantienen en condiciones precarias, ya que la gente que encuentra algún trabajo lo realiza en el sector informal, es decir, sin un salario fijo, sin prestaciones ni acceso a seguridad. Es decir, 6 de cada 10 mexicanos trabajan en estas condiciones.

Y si el desempleo y la informalidad no muestran mejora, la subocupación se mantiene prácticamente en los mismos niveles que el año pasado, es decir, 4 millones de mexicanos.

Las perspectivas laborales no son nada halagüeñas para lo que resta de 2013, según un análisis del Grupo Financiero Banamex: “El alto nivel de desempleo se explica en su mayor parte por la desaceleración en la generación de empleos, tanto formales como informales. Estimamos que el desempleo continúe en los niveles cercanos a 5.0% en lo que resta del año, similar al dato registrado en promedio en 2012”.

¿México estaba mejor con Calderón? Evidentemente no, un fabricante de pobres, pero de lo que no hay duda es que con Peña está peor.

Apuntes

La honda crisis del PAN no comenzó con la derrota del año pasado. Al contrario, la derrota fue por la honda crisis que padece desde que se convirtió en gobierno y se corrompió hasta la médula.

Comentarios: delgado@proceso.com.mx y Twitter: @alvaro_delgado

Comentar este artículo