Aprueba Nuevo León tipificar ‘ciberbullying’; opositores lo ven como ley mordaza

MONTERREY, N.L. (apro).- El Congreso local aprobó hoy una iniciativa del PAN para penalizar el ciberbullying (acoso mediante Internet).

La nueva legislación prevé penas de cárcel de hasta dos años a quienes incurran en actos difamatorios o de deshonra a través de imágenes o textos difundidos en las redes sociales.

Los menores de edad que incurran en dichas faltas, llamada formalmente difamación por medios electrónicos, serán sometidos a la justicia penal para adolescentes.

Eduardo Arguijo Baldenegro, diputado del PRD, consideró que la iniciativa panista es un intento de controlar la información difundida en Internet para no afectar los intereses de los políticos y gobernantes, que ante cualquier señalamiento adverso podrán declararse difamados.

El activista Alejandro Covarrubias estimó, a su vez, que la ley no busca proteger a los niños del ciberbullying, sino que va enfocada a los adultos, como demuestran las penalidades impuestas.

La iniciativa presentada en diciembre de 2012 por Acción Nacional fue aprobada en el pleno con los votos en contra del PT, PRD y dos del Panal, así como 31 a favor del PRI y el PAN.

El artículo 345 bis adicionado al Código Penal de Nuevo León establece: “Es tipificar como delito las imágenes, textos, videos que sean difundidos principalmente en redes sociales, que estén denostando y perjudicando la moral de la persona”.

La nueva ley establece sanciones de trabajo comunitario de características no especificadas, así como una sanción que puede ser de 100 hasta mil cuotas.

En caso de reincidencia habrá pena corporal de entre uno y dos años de prisión

La diputada panista Carolina Garza Guerra, quien promovió la propuesta, destacó que con la aprobación de esta reforma se respetarán los derechos de las personas.

“Se tenía que llegar a tipificar como delito y evidentemente hemos hecho un trabajo en conjunto con especialistas, con personas, para que esto se pueda aplicar realmente y sea lo más justo posible”, expresó la legisladora.

Control en redes sociales

Por su parte, el diputado perredista Eduardo Arguijo Baldenegro consideró que la creación del 345 bis del Código Penal de Nuevo León atenta contra la libertad de expresión de los ciudadanos y de los medios de comunicación, garantizada en el artículo sexto de la Constitución General.

Dijo que a partir de ahora cualquier imagen, videograbación o texto electrónico puede ser considerado difamatorio si así lo decide una persona que se dice ofendida.

“Se está abriendo un enorme boquete legal que podrá ser, en la práctica, usado por actores políticos o figuras públicas o por cualquier ciudadano particular para ejercer una censura de facto ante publicaciones, críticas o reseñas negativas, o cuestionamientos de cualquier índole en referencia al orden social, político y cultural imperante”, dijo al manifestar su oposición contra el decreto, y pidió que la ley sea redactada en términos más claros.

El exalcalde de García dijo que la iniciativa ya tiene el rechazo de unos 100 mil cibernautas de Nuevo León.

“En la  reforma no se especifica qué podrá ser entendido como deshonra, descrédito o desprecio, conceptos de naturaleza totalmente subjetiva, que sí podrían crear toda una ofensiva de demandas entre particulares o desde el gobierno, que en la práctica podrá convertirse en un instrumento más de represión  y criminalización de la protesta social”, expuso.

Alejandro Covarrubias Neri, vocero del Frente Nuevo León, que ha replicado en la entidad las convocatorias nacionales del movimiento #YoSoy132, consideró que esta ley tiene como finalidad controlar los contenidos de las redes sociales para que no afecten a los políticos.

“Esto lo vemos como una pantalla para regular o censurar de facto las redes sociales. La redacción del artículo 345 bis dice que cualquier persona, y esto seguramente beneficiará más a políticos y figuras públicas, podrá demandar a cualquier ciudadano si se siente deshonrado por alguna imagen difundida en cualquier medio electrónico”.

“Es evidente que no están tratando de proteger a los menores de edad del ciberbullying, pues las penas que interponen son para que los adultos sean procesados. Es una ley mordaza del siglo XXI, es una forma de acotar la libertad de expresión y de censurar a las redes”, dijo.

El egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León dijo que promoverá con otras organizaciones de jóvenes en la entidad protestas en el Congreso y la tramitación de amparos contra la ley aprobada hoy.

Dijo que el Frente asesorará legalmente de manera gratuita a quienes busquen protección de la justicia federal.

En un video difundido hoy, Frente Nuevo León entrevista a varios jóvenes que coinciden en rechazar la propuesta al calificarla de represora, pues es a través de las redes sociales donde ellos han encontrado su espacio para expresarse libremente.

 

Comentar este artículo