Alcaldesa entrega la ciudad de Monterrey a Jesucristo para que “establezca la paz”

La alcaldesa panista de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes. Foto: Especial
La alcaldesa panista de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes.
Foto: Especial

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La alcaldesa panista de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, entregó la ciudad a Jesucristo y le pidió entrar a ella y hacerla su habitación, durante el evento “Monterrey ora” organizado por la Alianza de Pastores.

“Yo, Margarita Alicia Arellanes Cervantes, entrego la ciudad de Monterrey, Nuevo León a nuestro Señor Jesucristo. Para que su reino de paz y bendición sea establecido, abra las puertas de este municipio a Dios como la máxima autoridad”.

La edil dijo que sin la presencia y ayuda de Jesucristo no puede haber éxito real; “si el Señor no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si el Señor no vela la ciudad en vano vela la guardia”.

El video con el discurso de la alcaldesa, pronunciado este sábado 8 de junio, fue subido a YouTube.

Arellanes afirmó que en esa ciudad norteña en los últimos meses han ocurrido cambios positivos gracias a la ayuda divina.

Agregó que esto ha sucedido porque “le hemos abierto las puertas a Dios”.

Indicó que algunas personas se escandalizan y se muestran intolerantes si se habla de Dios públicamente, pero toleran y callan ante el odio y el mal, se vuelven pasivas sin proponer y construir un mejor país.

“Vivimos en una nación que canta día a día que el destino de los mexicanos por el dedo de Dios se escribió, pero al mismo tiempo lo confinamos a actuar en secreto, ignorándolo casi en todas las esferas de la sociedad. Está de más explicar lo que una sociedad sin Dios puede tener: dolor, pobreza y violencia”, manifestó Arellanes.

Al concluir su discurso, la edil entregó simbólicamente a dos niños vestidos de blanco las llaves de la ciudad como si se las entregara a Jesús.

Comentar este artículo