Entra en vigor ley contra lavado de dinero

Una de las protestas del Movimiento por la Paz en contra del lavado de dinero. Foto: Alejandro Saldívar
Una de las protestas del Movimiento por la Paz en contra del lavado de dinero.
Foto: Alejandro Saldívar

MÉXICO, D.F. (apro).- La “ley antilavado” que entró en vigor este lunes dotará a la autoridad de nuevas y mejores herramientas para desintegrar los círculos viciosos con los que el crimen organizado adquiere bienes y servicios.

Así lo aseguró el secretario de la Comisión de Justicia en San Lázaro, Arturo Camarena, quien puntualizó que a partir de ahora se podrán evitar y controlar los grandes volúmenes de efectivo que existen en el blanqueo, así como investigar la procedencia del dinero.

Con la “ley antilavado”, añadió, México cumplirá con la regulación internacional en materia de lavado de dinero establecida en las convenciones internacionales.

“Con esta reforma, el gobierno federal fortalece a la Secretaría de Hacienda para regularizar la entrada de moneda, tanto nacional como extranjera, al Sistema Bancario Mexicano”, insistió.

En un comunicado, Camarena García añadió que en la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, se instrumentan las medidas legales para prevenir y castigar las operaciones con dichos recursos y los delitos relacionados.

Las medidas legislativas propuestas en la iniciativa, agregó, cumplen con las obligaciones en materia de blanqueo de dinero.

El diputado del Partido Verde señaló que la falta de recursos para que el Sistema de Seguridad Nacional combata las prácticas ilícitas con las que el crimen organizado penetra las instituciones bancarias genera ambientes de impunidad.

Ello, sostuvo, estimula las actividades criminales en detrimento de la economía del país, pues de acuerdo con el estudio publicado por la Dirección de Servicios de Investigación y Análisis de la Cámara de Diputados, titulado Lavado de Dinero, en 2012 se blanquearon en México 10 mil millones de dólares, equivalente a 3.6% del Producto Interno Bruto nacional.

En ese sentido, consideró oportuna la nueva “ley antilavado”.

 

Comentar este artículo