Los 80 municipios “prioritarios” para Sedesol

guerrero
guerrero

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- A pesar de que la publicidad oficial de la Cruzada Nacional contra el Hambre indica que en su primera fase atenderá a 400 municipios donde habitan 7.4 millones de personas en condiciones de extrema pobreza y que padecen hambre, en los documentos internos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) se menciona que la ayuda será dirigida a “80 municipios prioritarios”, en los que únicamente viven 360 mil personas con esas características.

Los 80 municipios están distribuidos en 20 estados que son los siguientes: Chiapas (con 12 municipios en la lista de los que serán priorizados), Chihuahua (2), Colima (1), Aguascalientes (1), Durango (1), Guerrero (6), Hidalgo (3), Jalisco (1), México (4), Michoacán (1), Morelos (1), Nayarit (1), Oaxaca (14), Puebla (5), San Luis Potosí (2), Sonora (1), Tlaxcala (2), Veracruz (9), Yucatán (1) y Zacatecas (1). Quedaron excluidos estados conocidos por sus zonas en pobreza, como Guanajuato o Tabasco.

Los municipios elegidos como prioritarios, en donde se realizarán acciones de la SEP, la Secretaráa de Salud, Liconsa, Diconsa y Sedesol, son los siguientes:

En Aguascalientes: la capital, Aguascalientes.

En Chiapas: Santiago el Pinar, Aldama, San Lucas, Amatenango del Valle, Maravilla Tenejapa, Ocotepec, Sitalá, Chanal, Mitontic, Chalchihuitán, Zinacantán y Las Margaritas.

En Chihuahua son: Morelos y Guachochi.

En Colima: Tecomán.

En Durango: Mezquital.

En Guerrero: Atlamajalcingo del Monte, Tlalixtaquilla de Maldonado, Tlacoapa, Copanatoyac, Alcozauca de Guerrero y José de Joaquín Herrera.

En Hidalgo: Xochiatipan, Yahualica y San Bartolo Tutotepec.

En Jalisco: Mezquitic.

En Estado de México: Zumpahuacán, Luvianos, Sultepec e Ixtapan del Oro.

En Morelos: Cuernavaca.

En Michoacán; Nocupétaro.

En Nayarit: Del Nayar.

En Oaxaca: Santa Ana Ateixtlahuaca, Santa María Chilchota, San Bartolomé Ayautla, Eloxochitlán de Flores Magón, San Lorenzo Cuaunecuiltla, Santiago Texcalcingo, Santa María la Asunción, San Juan Coatzóspam, San Jerónimo Tecóatl, San José Tenango, Mazatlán de Villa Flores, Huautepec, San Lucas Zoquiápam y Santa María Teopoxco.

En Puebla: Camocuautla, Eloxochitlán, Huitzilan de Serdán, Zoquitlán y San Antonio Cañada.

En San Luis Potosí: Santa Catarina y Tanlajás.

En Sonora: Etchojoa.

En Tlaxcala: Ziltraltépec de Trinidad y El Carmen Tequexquital.

En Veracruz: Aquila, Mixtla de Altamirano, Calcahualco, Mecatlán, Ilamatlán, Zontecomatlán, Filomeno Mata, Mecayapan y La Perla.

En Yucatán: Tahdsiú.

En Zacatecas: Los Pinos

Llama la atención que entre los prioritarios se encuentren ciudades como Aguascalientes o Cuernavaca, que no son conocidas precisamente por su extrema pobreza. El resto de municipios son rurales y la mayoría cuenta con pocos habitantes.

El listado se desprende del documento interno de la Sedesol titulado “Guía de acciones que se desarrollarán para la implementación de la cruzada”, donde señala que una de las “instrucciones presidenciales de la reunión de gabinete celebrada el 21 de marzo” fue: “hacer levantamiento de banderas blancas en un mínimo de 80 municipios en este año, incluyendo aquellos más emblemáticos que siempre han estado relacionados con la pobreza”.

El término “bandera blanca” fue acuñado en la Sedesol en tiempos de Josefina Vázquez Mota para señalizar que se completó la meta por la suma de varias acciones.

Otro documento titulado “Criterios para definir la condición de bandera blanca en los 80 municipios prioritarios. Ruta crítica”, que hasta ayer estuvo ubicado en el portal de la dependencia, establecía que el reto de la dependencia es legitimar ante la opinión pública los resultados de la cruzada y conseguir avances con miras al informe presidencial del 1 de enero.

Del documento se desprende que, de mayo a agosto, la meta de Sedesol es abrir en esos 80 municipios 30 tiendas Diconsa y 100 nuevas lecherías Liconsa, proveer 18 mil 582 desayunos escolares en primarias focalizadas, medir talla y peso a 66 mil 756 infantes menores de 11 años, dar suplementos alimenticios a 30 mil 511 infantes y a un número desconocido de madres lactantes y de mujeres embarazadas, así como impartir orientación nutricional a 100 mil familias.

En los cuadros sinópticos que detallan la ruta a seguir se mencionan acciones a realizar a partir de mayo. Las indicaciones cortan en septiembre, donde se lee: “informe presidencial reportando resultados en los 80 municipios”.

No se proyectan obras para después.

Comentar este artículo