Libro sobre carteles de poesía

Elogio al oficio, nuevo libro de Gómez Carro.
Elogio al oficio, nuevo libro de Gómez Carro.

MÉXICO, D.F. (apro).- Cuando el poeta Carlos Montemayor dirigió Difusión Cultural de la Universidad Autónoma Metropolitana hace tres décadas, concibió la edición de una serie de carteles de poesía. Cada ilustrador designado ofrecía su homenaje a un poeta y se reproducía un poema.

Hoy, el profesor Carlos Gómez Carro, con el apoyo de la División de la Ciencias Sociales y Humanidades de la UNAM, invitó a más diseñadores para una nueva serie, que se recoge en libro con ensayos de escritores sobre los carteles: Elogio al oficio. 13 carteles de poesía (UAM-Azcapotzalco). La compilación, prólogo y selección son de Gómez Carro.

En el prólogo cuenta que el nombre lo tomó de la columna que el poeta hispano-mexicano ya desaparecido, Tomás Segovia, publicaba en los años 80 en el diario Unomásuno, “Elogio al oficio”.

Los poetas son: Tomás Segovia (Sonetos votivos 3), Gérard de Nerval (El desdichado), Jorge Luis Borges (El suicida), Samuel Beckett (Cascando), Renato Leduc (Temas), Constantino Cavafis (Ítaca), José Juan Tablada y Oshima Ryata (El saúz y Vuelvo irritado), Paul Valéry (El cementerio marino), César Vallejo (Los heraldos negros), E. E. Cummings (69:455), Francisco Petrarca (Cancionero LVI), José Emilio Pacheco (No me preguntes cómo pasa el tiempo), y un anónimo atribuido a la cultura mexica, Cuicapicque (Los últimos días del sitio de Tenochtitlan).

Por su parte, los escritores del libro, respectivamente, son: Ramón Córdoba, Tomás Segovia, Enrique López Aguilar, Adriano Rémuera, Gonzalo Martré, Gunnar Backstrom, Gloria Josephine Hiroko Ito Sugiyama, Roberto López Moreno, Ezequiel Maldonado, Myriam Rudoy C., Fernando Martínez Ramírez, Miguel Angel Flores y Carlos Gómez Carro.

Los ilustradores son: Conchi Martínez, Eduardo Téllez, Patricia Hordóñez, Leonel Sagahón, André Cardo y Omar Soto Martínez, Guillermo Mercado Mulliert, Orlando Ortiz, Monteagudo Estuiox, Diego Medrano Dávila, Enrique Hernández López, Andrés Cardo y Omar Soto Martínez.

Se recoge en la solapa un texto del crítico Alberto Híjar, donde expone:

“Dialéctica de las palabras y las cosas: La narración pictográfica es un recurso ancestral tanto para los poderes del sabes como para los adoctrinadores. Ahora mismo, agosto de 2012, en las llamadas redes sociales abundan los textos con imágenes para animar la digna rabia. Poetas y productores gráficos practican la poesía visual y dan a entender sus proclamas con articulaciones estéticas de tipografías, formatos contra la geometría racionalista y la linealidad narrativa, así como hizo Dada en 1916 o hacen ahora los convocantes al laconismo de Roberto López Moreno, que con tercetos y cuartetos intervienen los muros del viejo barrio de San Cosme. De los gram construidos por las articulaciones de las palabras y los sonidos, nacen y crecen sentidos irreductibles a solo conceptos. A la poesía visual de calles y plazas de las movilizaciones de los indignados y de los okupas, se agregan los carteles y el libro del Elogio del oficio, con todo y su propagación de la belleza del ver, leer, gozar y sufrir, conocer, conocerse, transformarse y transformar.”

Y otro más de Óscar Oliva:

“Este libro cumple con su función estética y de divulgación, por ser un volumen didascálico y de formación de lectores de poesía.”

Comentar este artículo